Vida

Mujer encontró vómito de cachalote avaluado en 260.000 dólares

Mujer encontró vómito de cachalote avaluado en 260.000 dólares

Una mujer tailandesa encontró en la playa lo que sería una forma de obtener dinero inimaginada para cualquier persona que viva cerca del mar.

Su vida cambió de un momento a otro cuando por casualidad decidió dar un paseo y terminó tropezándose con un objeto que a simple vista parecía demasiado extraño.

Cualquiera que hubiera visto el objeto en la playa hubiera pasado de largo y no hubiera notado que podría ser un "tesoro" camuflado en lo que pudiera ser una gran piedra sucia y llena de pequeños animales.

Le sugerimos: Proponen que la moda 'pague' derechos al leopardo por imitar su piel

En cambio, la mujer decidió recogerla y llevarla consigo a casa, pues le causó curiosidad que expedía un fuerte olor a pescado y que además era algo que nunca había visto caminando por las playas del lugar.

Días después fue que pudo enterarse de que aquel objeto era solo una piedra gigante con mal olor, sino que provenía de los cachalotes, un tipo de mamífero marino del infraorden Cetacea del parvorden Odontoceti, que pasea por el mar de Burma.

Pero, ¿qué podría ser? la respuesta sería que esa gran piedra de contextura cerosa sería un trozo de ambar gris.

"Usado para fijar carísimos perfumes, el ámbar gris no es ámbar ni exactamente gris. Se produce en el intestino del cachalote y tiene olor nauseabundo pero, al descomponerse, libera un aroma exquisito. Actualmente su comercio está prohibido y ha sido reemplazado por su versión sintética", explica la web Química Viva.

También: Liberan a 191 tortugas gigantes en el archipiélago de Galápagos

Además, el sitio explica que: "Desafortunadamente, los intestinos del cachalote (Physeter macrocephalus) son la única fuente natural del ámbar gris. Estos animales se alimentan de calamares y sepias que habitan aguas profundas, donde la presión es letal para cualquier otro mamífero. Moluscos como estos pueden ser muy grandes y sus picos córneos son difíciles de digerir, pudiendo causar dispepsia. Alrededor de estos restos se acumula la secreción intestinal del cachalote y forma masas amorfas que deben ser expulsadas para evitar obstrucciones intestinales. De esta manera, con la suerte a favor, se pueden encontrar estas masas de ámbar gris flotando en el mar".

Por último, a la mujer le fue informado que su hallazgo podría tener un valor aproximado de 260 mil dólares.

Tendencias