Vida

Muffins de maíz con centro de queso

Muffins de maíz con centro de queso

Los muffins son originarios de la pastelería anglosajona, su fórmula apareció en recetarios publicados a principios del siglo XVIII donde la referenciaban como una preparación para consumir al desayuno o como tentempié entre las comidas principales. Solo hasta el siglo XIX se vino a conocer en Estados Unidos con la llegada de inmigrantes británicos, donde adquirió un gran auge.

Esta preparación de masa esponjosa es tan versátil como el gusto de los comensales y marca su sabor dulce o salado, dependiendo de los ingredientes que se añadan a su receta base: frutas frescas o deshidratadas, nueces, chocolate, hojuelas de avena, yogurt, crema, variedad de quesos, verduras y carnes frías. Solo hay que poner un poco de imaginación.

Para 12 muffins
2 tazas de maíz fresco
1 cucharada de mantequilla
1 ¼ tazas de harina de trigo
½ taza de harina de maíz amarillo
1/3 de taza de azúcar morena
2 cucharaditas de polvo para hornear
½ cucharadita de sal
1 taza de yogur natural descremado, sin azúcar
¼ de taza de leche descremada
¼ de taza de aceite de canola
2 huevos
2 cucharadas de cebollín picado
240 g de queso mozzarella

(Vea también: Cinco arroces colombianos más allá del arroz con coco y el blanco).

Preparación
Precaliente el horno a 375 °F (190 °C) y engrase doce moldes para muffins. Procese una taza de maíz sin agregar líquido. Reserve. Aparte, saltee la taza de maíz restante con mantequilla en una sartén a fuego medio durante 5 minutos.

En un recipiente, mezcle la harina de trigo, la harina de maíz, el azúcar, el polvo para hornear y la sal. Adicione el maíz salteado y mezcle bien. En otro recipiente bata el yogur, la leche, el aceite, los huevos y el maíz procesado.

Agregue los ingredientes secos y el cebollín a esta mezcla, bata apenas lo suficiente para incorporarlo bien.

Corte el queso en doce cubos iguales. Vierta la masa en los moldes llenándolos hasta la mitad. Acomode un cubo de queso en cada molde y termine de llenarlos con la masa hasta tres cuartas partes de su capacidad.

Hornee entre 20 y 25 minutos o hasta que los muffins doren ligeramente y al insertar un palillo, este salga limpio. Retire del horno, deje enfriar en el molde por 15 minutos y desmolde. Se pueden guardar por 3 días a temperatura ambiente en un recipiente hermético. Caliéntelos en un horno convencional antes de servirlos.