Vida

Los Claretianos estrenan vitral

Los Claretianos estrenan vitral

LAURA HENAO CORREA

MANIZALES

El proceso de reconstrucción de la parroquia San Antonio María Claret, en el barrio Versalles, llegó a la etapa de los vitrales. A principios de julio instalaron en la fachada un vitral de 5,8 metros cuadrados, dividido en tres partes. En el centro tiene la imagen del patrono del templo y a los lados, los sagrados corazones de Jesús y de María, ya que la iglesia también es conocida como la de los corazonistas. Tuvo un costo de $14 millones 500 mil.

El presbítero Luis Gonzaga Duque García, párroco, comentó que con el apoyo económico de la comunidad están emprendiendo la tarea de hacer el resto de los vitrales. “La idea es hacer los cuatro misterios del rosario alrededor del templo. Es un proyecto a largo plazo. Esperamos que la gracia de Dios y la feligresía nos ayuden para seguir trabajando”.

Una de las instituciones vitralistas desde 1948 en Colombia es Casa Velasco, de Cali (Valle del Cauca). Fue la encargada de hacer el vitral para la parroquia de Manizales. Su dueño, Alfonso Velasco, explicó que la importancia de los vitrales se divide en tres aspectos: “Primero, la calidad del diseñador; segundo, la del artista; y tercero, la de los vidrios y los demás materiales”.

Según Velasco, en la Catedral Basílica de Manizales hay vitrales italianos y franceses, pero “el 80 % del área” tiene autoría de esta Casa. Hicieron los seis rosetones que hay en el crucero, que son tres círculos incrustados en el símbolo de la Santísima Trinidad; el que se encuentra en la sala de música, los montajes de las puertas, entre otros.

La empresa caleña cuenta con vitrales en diferentes templos de la ciudad, como el Sagrado Corazón de Jesús (Agustinos), Nuestra Señora del Rosario (Chipre), San Agustín (La Linda), Perpetuo Socorro (Centro), Divino Niño (Estambul) y San Jorge.

El dato

La reconstrucción del templo se ha realizado gracias a las donaciones de la comunidad. Ya tienen todo casi listo, solo faltan la ornamentación y las obras de embellecimiento. Lo que sigue en la reconstrucción es el presbiterio, la sala penitencial, la pila bauismal, la pintura de la fachada principal, entre otras partes.

El retablo del Sagrado Corazón de Jesús es un elemento que sobrevivió a la caída del templo en 2014 a causa del comején. Lo consideran como una reliquia.

Según el padre Duque, fue la primera imagen de la advocación de la Virgen de Fátima que llegó a Colombia. La trajeron desde Portugal en 1948.

Foto Padre Luis Gonzaga Duque García

Vista del vitral en la noche.