Vida

Colegios cumplen con solo el 54 % de las medidas contra el covid-19

Colegios cumplen con solo el 54 % de las medidas contra el covid-19

Los colegios en Colombia se rajan en materia de salud y bienestar escolar, de acuerdo con el reciente Estudio Nacional de Salud y Bienestar Escolar, realizado por la firma Escalando y el Laboratorio de Economía de la Educación de la Universidad Javeriana.

El estudio analiza en general el estado de las condiciones de salud y bienestar de los menores en los establecimientos educativos, abarcando no solo las medidas contra la covid-19, sino también todos los aspectos que envuelven la salud de los estudiantes, desde acceso a servicios públicos hasta el acompañamiento psicosocial.

Este informe recolectó información de 1.373 establecimientos educativos (65 por ciento oficiales y 35 por ciento privados; 33 por ciento rurales y 67 por ciento urbanos) provenientes de 379 municipios, de los 32 departamentos del país. Para ello, se diseñó el llamado Índice Welbin, que sobre 100 puntos posibles busca determinar el cumplimiento de los estándares de salud y bienestar escolar en el país.

Para ello se evaluaron aspectos como las políticas públicas y su implementación, los entornos, la educación para la salud, los servicios de salud y nutrición, y finalmente las alianzas con actores clave del sector.

De esta forma, el Índice Welbin para los colegios de la muestra fue de 55. Esto quiere decir que las instituciones cumplen, en promedio, con solo el 55 por ciento de las condiciones que garantizan la salud y el bienestar integral de los alumnos.

Las instituciones cumplen, en promedio, con solo el
55 % de las condiciones que garantizan la salud y el bienestar integral de los alumnos.

Esto resulta preocupante, si se tienen en cuenta los efectos que no aplicar estos estándares tienen a nivel nacional. Solo por poner un ejemplo, los investigadores sostienen que por situaciones de salud se explica el 15 por ciento de la deserción educativa en el país (24 por ciento en comunidades afro y 35 por ciento en indígenas).

Pero también influye en el 20 por ciento de los casos de reprobación del año escolar, el 25 por ciento del ausentismo y en la pérdida de entre 4 y 6 puntos del coeficiente intelectual.

En cambio, los colegios que han logrado mejorar sus condiciones han disminuido entre el 20 y el 60 por ciento el ausentismo y mejoraron el desempeño académico.

Al respecto, Luz Karime Abadía, codirectora del Laboratorio de Economía de la Educación de la Universidad Javeriana, destacó: “Tenemos todavía colegios que tienen falta de acceso al agua potable, sin acompañamiento psicosocial, en entornos donde se venden sustancias psicoactivas o donde hay zonas de delincuencia común”.

 

Y agregó: “No tener condiciones de salud y bienestar adecuados en los colegios tiene consecuencias negativas en el rendimiento académico de los estudiantes, aumenta la posibilidad de ausentismo escolar, puede tener impacto en términos nutricionales, y afecta los puntajes en pruebas estandarizadas”.

La salud en los colegios cobra relevancia en el contexto actual, en el que el mundo enfrenta una pandemia, pero también se hace necesaria la reactivación del sector educativo para evitar mayores impactos en el aprendizaje.

De esta forma, del estudio se desprenden datos preocupantes que tienen que ver con las medidas de bioseguridad y salud mental de los estudiantes.

Lo más alarmante es que los mismos colegios, pese a asegurar en un 99 por ciento que tienen protocolos de bioseguridad, dicen cumplir con estas medidas solo en un 54 por ciento.

Así se lleva el agua a los estratos 1 y 2 en el país

Con el programa Conéctate con el Agua se otorgan instrumentos como lavamanos, inodoros y lavaplatos a los beneficiados.


Por otro lado, el 47 por ciento de las instituciones dispone solo de 0,7 lavamanos funcionales por cada 25 estudiantes, a pesar de que la recomendación de las autoridades sanitarias es tener 1 como mínimo para esta cantidad de estudiantes.

El 41 por ciento de los participantes no tiene disponibilidad de agua potable para beber o preparar alimentos. Esta cifra es de 57 por ciento para colegios oficiales y de 71 por ciento para rurales. Mientras tanto, el 12 por ciento de los colegios del país no cuentan con acueducto.

Se trata de unos datos preocupantes si se tiene en cuenta que la evidencia indica que el 30 por ciento de escolares en Colombia tienen parásitos intestinales (causados por las condiciones de agua, saneamiento e higiene) y esto puede llevar a tasas del 20 al 40 por ciento de ausentismo escolar.

Además, se encontró que en promedio los colegios rurales cuentan con un profesional de la salud por cada 1.673 estudiantes. En urbanos este número es de 355.

 

Daniel Tobón, director de Escalando, señaló: “Cuando hablamos de prevenir y mitigar las consecuencias del covid-19, también hablamos de atender los problemas psicosociales y las condiciones de salud mental que afectan a las comunidades educativas, y por eso nos preocupa que las instituciones sienten que no están acompañando adecuadamente las necesidades de salud y bienestar de los niños, niñas y adolescentes”.

Y es que el estudio sostiene que solo el 49 por ciento de los colegios cuenta con profesionales para acompañamiento psicosocial, y otro 22 por ciento suple esta necesidad con profesionales dedicados a otras áreas y sin experiencia en el campo. Esto resulta una dificultad luego de que la salud mental de los menores se viera afectada por los largos periodos de aislamiento.

En cambio, el 29 por ciento no cuenta acompañamiento de este tipo. Y de nuevo, la cifra se dispara en colegios oficiales (42 por ciento) y rurales (61 por ciento).

El 20 de los colegios no implementa ninguna estrategia sobre cuidado menstrual.

Al analizar la salud escolar en su conjunto, el estudio permitió encontrar otros datos, no necesariamente relacionados con la pandemia y el retorno a clases.

 

De esta forma, se encontró, por ejemplo, que solo el 15 por ciento de los colegios designan y entrenan a su personal para acompañar a las niñas y adolescentes en su cuidado menstrual. Incluso, el 20 por ciento no implementa ninguna estrategia sobre este tema.

Así mismo, solo el 30 por ciento ha capacitado a sus docentes en derechos sexuales y reproductivos, y tan solo el 29 por ciento en prevención del suicidio.

Además, el 35 por ciento de los establecimientos educativos están ubicados en zonas donde hay venta de sustancias psicoactivas y el 17 por ciento en lugares con existencia comprobada de delincuencia organizada.

REDACCIÓN EDUCACIÓN