Tecnología

Australia aprueba ley que obliga a empresas a pagar por las noticias

Australia aprueba ley que obliga a empresas a pagar por las noticias

Facebook y Google tendrán que pagar a los medios australianos para utilizar sus contenidos, según una nueva legislación aprobada este jueves en ese país, y que es seguida de cerca en el mundo entero en la batalla por la superviviencia de la prensa tradicional.

La ley se aprobó después de que Facebook y Google llegaran a acuerdos para evitar verse sometidos a arbitrajes vinculantes. Despeja el camino para que estos dos mastodontes digitales inviertan decenas de millones de dólares en acuerdos de contenido local.

(Le puede interesar: )

Esta ley podría servir de modelo para resolver conflictos entre los gigantes tecnológicos y los reguladores globales con el fin de equilibrar las relaciones entre los medios de comunicación tradicionales - en apuros financieros- y los gigantes que dominan internet y captan buena parte de los ingresos publicitarios.

El gobierno declaró que la ley garantizará que las empresas de prensa "reciban una remuneración justa por el contenido que generan, contribuyendo así a mantener el periodismo de interés público en Australia".

Google, por su parte, ya había aceptado pagar "sumas importantes" a cambio del contenido del grupo de prensa de Rupert Murdoch, News Corp., favorable a la nueva ley.

 )

Más atrincherado en su posición de negarse a pagar, Facebook se enfrentó en un principio a las autoridades australianas y bloqueó durante un tiempo la publicación de enlaces a noticias de medios locales o internacionales. El propietario de Instagram y WhatsApp acabó dando marcha atrás, con un acuerdo de último minuto con las autoridades.

Tanto Google como Facebook, el grupo de Mark Zuckerberg, han dicho que invertirán 1.000 millones de dólares cada uno en contenido de noticias durante los próximos tres años.

(Además: )

Google pagará por las noticias que aparecen en su nueva herramienta Google News Showcase y Facebook remunerará a los proveedores que aparezcan en su producto News, que lanzará en Australia este año. En el caso de Facebook, los 1.000 millones anunciados se suman a los 600 millones de dólares inyectados en los medios de comunicación desde 2018.

¿Un precedente?

El mundo entero sigue muy de cerca la iniciativa australiana. Si Google y Facebook parecen haber llegado a una solución en ese país, esto no significa el final de sus problemas. La Unión Europea, Canadá y otros países esperan también regular el sector.

"No hay ninguna duda de que Australia lleva adelante una batalla por procuración para el conjunto del planeta
", afirmó el martes el ministro de Finanzas australiano, Josh Frydenberg.

(Le recomendamos leer: )

Los gigantes del sector digital no querían que las negociaciones con los medios en Australia fueran obligatorias y que en caso de conflicto se pronunciase un árbitro independiente. Temían un precedente que amenace su modelo económico.

Según las autoridades australianas de la competencia, Google capta el 53 % de la publicidad en el país y Facebook el 28 %, mientras que el resto se lo reparten otros actores del mercado, como los grupos de prensa, insuficiente para financiar el periodismo de calidad.

La crisis de la prensa se agravó por el hundimiento económico provocado por la pandemia del coronavirus. En Australia, decenas de periódicos han cerrado y centenares de periodistas han perdido su empleo.

También le puede interesar:







AFP