Nacional

Vendedores del mercado salieron a trabajar en medio de confinamiento

Vendedores del mercado salieron a trabajar en medio de confinamiento

El decreto que expidió la Alcaldía este viernes a las 5:00 p.m. con una medida de confinamiento durante el fin de semana en Santa Marta, tomó por sorpresa a los samarios, pero en especial a vendedores ambulantes, comerciantes y dueños de restaurantes.

Muchos por no tener acceso a internet o redes sociales, ni siquiera se enteraron de las restricciones totales que hay para la actividad social y económica en la ciudad hasta las 5:00 de la mañana del lunes.

El mercado público que normalmente inicia operaciones a las 3:00 de la madrugada, tuvo buen movimiento en el inicio del día sábado.

Camiones cargados con mercancía llegaron a cumplir con el desembarque programado y en varias calles un número importante de vendedores se ubicaron con sus puestos y otros negocios alcanzaron a abrir las puertas al público.

 82 comparendos en el primer día de confinamiento en Barranquilla)

Aunque la noticia del confinamiento comenzó a circular en la zona, sólo hasta las 6:30 de la mañana, fue que se paralizaron las labores ante la presencia de la Unidad Defensora del Espacio Público y la Policía.

Los vendedores y dueños de negocios que alcanzaron a madrugar, dejaron ver su molestia, pero especialmente su preocupación al no poder trabajar.

Salió un decreto a última hora que nos deja sin esa posibilidad y tenemos que regresar a la casa con las manos vacías y llenos de incertidumbre

“Luego del confinamiento del viernes, esperábamos el sábado trabajar muy temprano para recuperarnos un poco y tener con que comer, lastimosamente salió un decreto a última hora que nos deja sin esa posibilidad y tenemos que regresar a la casa con las manos vacías y llenos de incertidumbre”, manifestó Alberto Perez, vendedor del Mercado Público.

Los guardianes de la UDEP al igual que los agentes de la Policía, por el desconocimiento evidente que existía de las medidas, no impusieron sanciones ni decomisaron mercancías.

Su labor sólo se centró en dar a conocer el nuevo decreto y solicitarles que suspendieran su actividad para cumplir con el confinamiento decretado para reducir los contagios de covid en la ciudad.

Paola Narváez, directora del gremio de los restaurantes formales en Santa Marta a través de Acodrés, reclamó que este cierre total al igual que las otras medidas no se hayan socializado con anterioridad.

Según el gremio, ya se había elaborado un plan de trabajo hasta el próximo 29 abril, basado en el decreto anterior, el cual se creía no sería modificado las próximas semanas.

“Sabíamos que había pendiente una solicitud que se elevó al Ministerio del Interior para mantener o modificar medidas, pero no esperábamos que la decisión que se tomara fuera repentina sin darle tiempo a ninguno de prepararse”, anotó.

Narváez aseguró que la materia prima que había sido comprada por los restaurantes para atender a su público este sábado, se dañará dejando grandes pérdidas.

(Le puede interesar: La  hazaña de buzo perdido en el mar y sus 3 días a la deriva)

Pero lo que más le preocupa al sector gastronómico es lo que se viene después de este fin de semana con la entrada en vigencia de un toque de queda que va desde las 6:00 de la tarde y un pico y cédula que también restringe severamente la circulación de personas en la ciudad.

“Si cerrando a las 7 de la noche, no estábamos cubriendo los gastos operativos del establecimiento gastronómico, ahora trabajando hasta las 5 pm será mucho más difícil seguir subsistiendo en medio de tantas limitaciones por la emergencia sanitaria”, añadió la directora de Acodres.

El sector comercial y empresarial lamenta que mientras los negocios se van a la quiebra, la gente en los barrios continúa con el desorden, las actividades clandestinas y la indisciplina social.

Roger Urieles
Santa Marta
@rogeruv

Lea más noticias de Colombia

-Camión se volcó y ayudaron al conductor a recuperar la carga

-La historia que conmovió a Colombia: el primer médico muerto por covid