Nacional

Nuevo capítulo de la pesadilla de pareja que se conoció por internet

Nuevo capítulo de la pesadilla de pareja que se conoció por internet

Maryuri Franco Blanco y Jair Lara Posada, la pareja que se conoció a través de internet y hace cuatro meses se separó en medio de una serie de señalamientos y denuncias por supuestos maltratos físicos, psicológicos y hasta violación, volvió a reencontrase para jurarse amor eterno.

(Además:

La historia de estos dos jóvenes fue noticia en Colombia el pasado mes de noviembre, cuando la familia de Maryuri habló ante los medios de comunicación.

En aquel momento aseguraron que su pariente, de 22 años y oriunda de Cúcuta, estaba en riesgo de morir por las malas condiciones en que la tenía su esposo en un pueblo de Magdalena, llamado Angustura, corregimiento municipio de San Zenón.

Sus hermanas hacían un llamado angustiante clamando ayuda para salvar a la mujer. Sustentaban su versión en unas capturas de pantalla que le hicieron a una videollamada, en la que Maryuri se veía mal de salud y abandonada.

(En contexto: 

“Maryuri lucía irreconocible, estaba muy baja de peso, tenía ojeras y moretones en el cuerpo”, manifestó en su momento Yainny Franco Blanco, hermana de la antes mencionada.

De inmediato, los familiares se pronunciaron en defensa de Jair y negaron estas acusaciones en su contra.

Aclararon que ella venía presentando alteraciones nerviosas y ataques de ansiedad, se negaba a comer y tampoco lograba dormir.

La joven fue internada en un centro psiquiátrico de Santa Marta, de donde fue sacada por su familia, que la llevó a una clínica general, donde le practicaron exámenes para establecer qué la había llevado a ese estado de desorientación y depresión.

Maryuri lucía irreconocible, estaba muy baja de peso, tenía ojeras y moretones en el cuerpo

De acuerdo al reporte médico, Maryuri presentaba hematomas en la boca y las mejillas, eritema en glúteos y la zona pélvica, entre otras patologías que habrían sido causadas por golpes.

Los familiares denunciaron a Jair Lara por abuso sexual, acceso carnal violento agravado en concurso por personas y lesiones personales.

Posteriormente se llevaron a Maryuris hacia Norte de Santander para que continuara con su recuperación, lejos de la persona que presuntamente le había hecho daño por casi un año.

El reencuentro 

Pese a la lucha jurídica entre las dos familias, el señalamiento en muchos círculos sociales y hasta las amenazas de muerte que enfrentó, Lara dijo que demostraría su inocencia y recuperaría a su esposa.

Por su parte, Maryuris, en el momento de la aguda crisis solo expresó su deseo de regresar a su tierra natal. Luego, ya recuperada, decidió escaparse de su casa y regresar a los brazos de su pareja.

Con sus familiares permanecía en la región del Catatumbo sin ninguna clase de comunicación, por lo cual regresar con su pareja fue todo un reto.

(Vea: Fórmula con la que en un geriátrico de Cali están venciendo al covid)

Inicialmente se transportó en varias motos hasta llegar a la zona urbana, allí emprendió el viaje definitivo a Angostura, Magdalena.

Antes de comenzar su periplo, Maryurí llamó a Jair para informarle que en cuestión de horas volverían a estar juntos.

Ese aviso fue emotivo de emoción para el hombre y su familia, que preparó una bienvenida especial a la cucuteña.

Y así fue, el pasado 18 de marzo la pareja se reencontró y en medio de un abrazo, ambos prometieron no volver a separarse.

Maryuri Franco y Jair Lara

Así fue el emotivo reencuentro de la pareja.

Yo tuve una crisis, de la cual Jair no es culpable. Todas esas personas aprovecharon la situación para inventar cosas contra mi esposo

El testimonio

Maryuri Franco aclaró que nada sucedió como lo mostraron sus familiares, quienes desde un principio se opusieron a este romance.

“Yo tuve una crisis, de la cual Jair no es culpable. Todas esas personas aprovecharon la situación para inventar cosas contra mi esposo. La muestra que todo eso que se dijo es falso, es que volví con él, jamás me haría daño”, manifestó.

(Vea: Ladrón entró a robar, se arrepintió, pagó cuenta y dejó propina
)

Por su parte, Jair Lara manifestó que estos meses ha vivido momentos duros y las puertas laborales se le cerraron por las acusaciones penales en su contra.

“En esos días no comía, tenía traumas por todo lo que pasaba, no salía a la calle, pero sabía que algún día se iba a hacer justicia y que triunfaría el amor”, sostuvo el joven de 24 años, quien es normalista y licenciado en Educación.

Maryuri Franco y Jair Lara 
viajaron hace unos días a Santa Marta para retirar las denuncias ante la Fiscalía y seguir adelante con sus sueños de tener una vida juntos.

ROGER URIELES
Especial para
SANTA MARTA

Más noticias

Conozca si su ciudad tiene toque de queda este fin de semana

Edificio Avianca, ‘punta del iceberg’ de mal patrimonial en la ciudad

Así funciona el pico y cédula en Barranquilla