Nacional

Lo que ofrece en Barranquilla el Gran Malecón del Río

Lo que ofrece en Barranquilla el Gran Malecón del Río

Sentir la brisa potente que escolta incesantemente al río Grande de la Magdalena y que, a ratos, entremezcla su olor con el del Mar Caribe. Y caminar por la orilla a través de un sendero vasto, vistoso y moderno donde convergen gentes de todas las edades alrededor de actividades diversas, es una experiencia sin par.

Esas sensaciones se producen en el Gran Malecón del Río, un amplio espacio público sobre la ribera occidental del Magdalena que consta de un malecón y una vía paralela en doble calzada que contempla la conexión con la Vía 40 en las calles 79, 72 y 58, la isla de La Loma y con el Centro de Eventos y Convenciones Puerta de Oro.

Este escenario es símbolo de orgullo para la ciudad, destino turístico de propios y eje de planes recreativos, deportivos y de esparcimiento en general. Este año se anunció la próxima puesta en servicio de 2 nuevos kilómetros que se suman a los 2,5 en funcionamiento.

“Muchas generaciones se acostumbraron a darle la espalda al atractivo más importante, a lo que nos dio vida y nos hizo nacer: el Magdalena", mencionó recientemente el alcalde Jaime Pumarejo.

La imagen de hoy era hasta hace poco una ilusión, una idea impensable para los barranquilleros, luego de que la ciudad decidiera crecer dándole la espalda a su recurso natural fundamental, su fuente de abastecimiento de agua y motor de desarrollo económico en el siglo XIX.

Muchas generaciones fueron indiferentes ante la degradación de su entorno ambiental y social que auspició la generación de cordones de pobreza y un avanzado deterioro urbano.

Al finalizar su construcción, prevista para el próximo año, el Gran Malecón tendrá una totalidad de cinco kilómetros de extensión en un área de 429 hectáreas.

Barranquilla 208 años

Con el Gran Malecón del Río, la ciudad le volvió a dar la cara al Magdalena.

Actualmente, este espacio cuenta con canchas deportivas, jardín nativo, zona de BBQ, parques infantiles, parque de agua, parque de mascotas y plazas que en temporadas en diciembre deslumbran a sus visitantes por la iluminación y decoración a tono con la época.

También funciona la plaza de comidas Caimán del Río y otros puntos con oferta gastronómica y comercial.

En febrero pasado, fue habilitado, en alianza con la Agencia de Cooperación Alemana para el Desarrollo (GIZ) el primer contador de bicicletas para medir el flujo de viajes en este medio de transporte.

KRONOS

Lea más noticias de Colombia

En 9% aumentó el movimiento de carga en zona portuaria de Barranquilla

Ocupación general de camas UCI en Barranquilla llega a 90,2 por ciento

El dramático video que muestra la situación en clínica de Barranquilla