Nacional

La CIDH se reúne con Gobierno antes de iniciar su visita en Colombia

La CIDH se reúne con Gobierno antes de iniciar su visita en Colombia

EFE Bogotá

La delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que entre el martes y el jueves de esta semana hará una visita de trabajo a Colombia para verificar las denuncias de violaciones de DD.HH. durante las protestas, se reunió este lunes en Bogotá con un equipo del Gobierno.

La vicepresidenta y canciller de Colombia, Marta Lucía Ramírez, lideró la reunión en la que, según dijo, buscan crear "un diálogo constructivo y darle la bienvenida a la Comisión Interamericana" al país.

"El mensaje es que tenemos el país con una institucionalidad que funciona", dijo a periodistas este lunes Ramírez, quien añadió que Colombia "ha estado sometida durante seis semanas a una destrucción sin ninguna razón".

Actividades

La visita del equipo de la CIDH, que llegó al país en la noche del domingo y solo comenzará las actividades de su misión de trabajo el martes, fue solicitada por organizaciones sociales y la oposición ante la difícil situación que vive el país.

Desde el comienzo de las protestas la Fiscalía ha reportado 20 muertos, mientras que organizaciones sociales como la ONG Temblores elevan el número a 74 víctimas mortales, de los cuales 45 culpan directamente a la Policía y la mayoría de ellos ocurridos en Cali.

No obstante, Ramírez aseguró que el Gobierno es "siempre garante de los derechos de los colombianos a protestar" y dijo que "eso es totalmente distinto a lo que hemos visto".

"Grupos minoritarios se han escondido durante estas protestas, estando armados, para destruir y generar el caos que ha sufrido Colombia durante estas últimas semanas", expresó la alta funcionaria antes de que empezara la reunión con la delegación de la CIDH.

La visita será un viaje breve de apenas tres días donde la presidenta de la CIDH, Antonia Urrejola, y varios altos cargos de ese organismo se reunirán con "diversos sectores representativos de la sociedad colombiana", tanto gubernamentales como de la sociedad civil.

Un grupo de la misión se trasladará a Cali, Popayán, Tuluá y Buga, en el suroeste del país donde las escenas más preocupantes se han visto durante las protestas.

La visita también sucede después de que este domingo el Gobierno anunciase una "profunda transformación" de la Policía para adecuarse al marco internacional de derechos humanos.

¿Qué se espera de la visita de la CIDH?

La visita de la CIDH se presenta corta, de apenas 3 días, y polémica, después del intento del Gobierno de retrasarla y la presión nacional e internacional por que haya una presencia neutral e independiente que documente lo que está pasando y ha pasado en el país. Pero, ¿qué se espera de esta visita?

1. Registro objetivo

Varios entes pedían al Gobierno que deje entrar organismos externos que puedan comprobar de forma neutral lo que ha pasado en Colombia en más de seis semanas de multitudinarias protestas, que han traído abusos de las fuerzas públicas, según organizaciones sociales, y actos de saqueo, vandalismo Y bloqueos de carreteras, como señalan desde las instituciones.

No es, no obstante, una visita "in loco", es decir, una misión donde se hace un verdadero monitoreo de las situación de derechos humanos en el país, sino una visita de trabajo, más acotada y, por ello, más limitada.

Durante la visita, los delegados de la CIDH recopilarán testimonios e informes y buscan centrarse en "víctimas de violaciones a los derechos humanos y sus familiares", que deben acreditarse en su página web o enviarles el material de forma telemática.

2. Potencie el diálogo

"Se espera que registren objetivamente lo que ha ocurrido y lo den a conocer al mundo y a Colombia, y que pongan un granito de arena para forzar al Gobierno colombiano, al Comité del Paro y a todos los manifestantes a buscar un acuerdo y cambios en Colombia", explicaba la semana pasada el director del Centro de Pensamiento Paz y Reconciliación (Pares), León Valencia.

Sin embargo, el domingo el Gobierno informó que el Comité Nacional del Paro (CNP), compuesto mayoritariamente por sindicatos, decidió "suspender unilateralmente la interlocución en la mesa de diálogo".

Por su lado, el Comité dijo que suspendió la negociación y evalúa la continuidad de las conversaciones porque el "Gobierno ha dilatado, a propósito, la negociación del pliego de emergencia".

3. Pare la violencia

Desde el Centro de Investigación y Educación Popular (CINEP), el investigador Víctor Barrera considera que la visita de la CIDH "puede salvar la vida de decenas y centenares de personas que van a seguir siendo víctimas de violaciones de derechos humanos".

"Para los manifestantes, el hecho de que venga un organismo internacional, independiente y autónomo que va a emitir una serie de recomendaciones al Estado es un paso en la buena dirección y ayudará a atenuar la crisis", explica la organización DeJusticia.

Desde el comienzo de las protestas la Fiscalía ha reportado 20 muertos, mientras que organizaciones sociales como la ONG Temblores elevan el número a 74 víctimas mortales, de los cuales 45 culpan directamente a la Policía y la mayoría de ellos ocurridos en Cali.

Esta organización también ha reportado casi 3.800 casos de violencia policial, 1.649 detenciones arbitrarias, 187 casos de disparos de armas de fuego por parte de la Policía, 65 víctimas con lesiones oculares y 25 víctimas de violencia sexual.

4. Emitir conclusiones

Tras documentar los hechos y recopilar testimonios de las partes que quieran participar, la CIDH, órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), se espera que emita unas recomendaciones.

"Esperamos que la CIDH retome recomendaciones realizadas en otros informes y evaluaciones del órgano de protección y la Corte IDH, así como por varios espacios de Naciones Unidas", alegan desde el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil).

También podrían dar un paso más allá y establecer un mayor monitoreo y diálogo e incluso el impulso de un grupo independiente como el que se acordó en otras movilizaciones sociales como las de Nicaragua, Bolivia o México, recuerdan en CEJIL.