Nacional

Jesucristo no llegó y feligreses que esperaban se fueron a sus casas

Jesucristo no llegó y feligreses que esperaban se fueron a sus casas

Decenas de feligreses esperaron esta semana la llegada de Jesucristo en una iglesia ubicada en zona rural del Atlántico y paulatinamente en una casa del norte de Barranquilla. Los miembros de la iglesia cristiana, orientado por el pastor Gabriel Alberto Ferrer Ruiz, se mantuvieron en un extenso ayuno, mientras a su alrededor aumentaban especulaciones y protestas.

En redes sociales decenas de personas afirmaron que el líder religioso estaba induciendo al suicidio. Y la tensión aumentó al máximo en la noche del miércoles, cuando integrantes de varias familias se acercaron a la casa, preguntando por familiares que habían dejado de ver hace días.

Otro hecho concreto, fue la presencia de funcionarios del ICBF en el corregimiento de Isabel López (Sabanalarga). Allí la autoridad estableció que había ocho niños siendo parte de la vigilia, los cuales fueron llevados a otros hogares.

“Se encuentran al cuidado de su familia extensa y con la vigilancia del Bienestar Familiar. Las familias que los recibieron firmaron un compromiso para cuidarlos hasta que pase toda esta situación”, explicó Benjamín Collante, director regional del ICBF.

Las familias que los recibieron firmaron un compromiso para cuidarlos hasta que pase toda esta situación

Toda la tensión condujo a que se aumentara la presencia de Policía, pues tanto autoridades como moradores cercanos a la iglesia de Isabel López, y a la casa del pastor en el barrio Los Nogales, temieron un posible desenlace fatal de la historia.

La llegada de Cristo, de acuerdo a lo anunciado por el pastor Ferrer Ruiz, podía ocurrir hasta las 23 horas y 59 minutos del jueves 28 de enero.

Con el paso de las horas, los feligreses se fueron marchando y no hubo alteraciones del orden público. La situación igualmente deja muchas preguntas entre vecinos del templo, familiares de quienes asisten a la Iglesia Evangélica Berea y ciudadanía en general.

En medio de muchas especulaciones, el pastor apareció en un video que difundió por el canal de Youtube de su organización.

No somos suicidas. Estamos llenos de vida porque creemos que la vida le pertenece al señor

“Los suicidas se van al infierno. Si alguna iglesia existió en Barranquilla o Colombia que ama la vida es Berea, porque nosotros somos templo del espíritu santo de Dios. No se equivoquen los suicidas. No somos suicidas. Estamos llenos de vida porque creemos que la vida le pertenece al señor”, sostuvo.

Y agregó: “Lo segundo que les digo a todos los que nos vituperan es que Berea no solamente ama la vida. Ama al señor Jesús y el señor Jesús es la vida. Amamos la vida porque predicamos de la vida eterna en Cristo Jesús”.

Gabriel Alberto Ferrer Ruiz renunció el pasado mes de diciembre a un cargo académico de tiempo completo en la Universidad del Atlántico.

Y aunque Jesucristo no llegó, la singular historia sigue en puntos suspensivos, pues el pastor ante sus compañeros de iglesia ha sostenido: “Los que murieron en santidad con la fe de Cristo resucitarán dentro de pocos días”.

Esto hay que saberlo

Capturan a policía por muerte de soldador en operativo en Barranquilla

Atención: toque de queda los próximos 3 fines de semana en Atlántico

Así avanza la agenda virtual del Carnaval de Barranquilla 2021

BARRANQUILLA