Nacional

Interrogantes y confusión por tala de árboles en el norte de Cali

Interrogantes y confusión por tala de árboles en el norte de Cali

A través de cuentas de redes sociales empezaron a rodar fotografías del antes y después de la tala en una esquina del norte de la capital del Valle del Cauca.

Circularon frases como que se trató de una decisión unilateral sin consideración con la Naturaleza, mientras que otros defendían a los propietarios de negocios porque pagan impuestos.

Las imágenes correspondían a una esquina de la avenida Novena Norte, frente a la cafetería Starbucks, en el barrio Granada de Cali.

(Le recomedamos leer: )

La tala de árboles se realizó el martes 11 de enero. Sin embargo, ese procedimiento ha generado controversia y, por tal motivo, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma) hizo un pronunciamiento para aclarar las dudas de los ciudadanos.

“En este caso particular, estos dos árboles fueron diagnosticados la semana pasada por ingenieros forestales y profesionales de la cuadrilla arbórea”, explicó Franklin Castillo, subdirector de Calidad Ambiental del Dagma.

El funcionario detalló que los árboles comprometían las redes eléctricas e infraestructura pública, representando un alto riesgo a una futura tragedia.

“No existe ninguna relación ni ningún daño asociado con el establecimiento de comercio Starbucks, ubicado justo frente a los árboles talados”, dijo.

Tala árboles Granada Cali

El Dagma espera plantar especies pertenecientes a la región para evitar este tipo de actos.

Castillo manifestó que en la estrategia de prevención que vienen realizando en el perímetro identificaron estos árboles como de la especie 'ficus'”, la cual no es originaria del Valle del Cauca y por lo tanto es una especie introducida; además de tener un desarrollo de crecimiento que no es el apropiado para el tipo de lugar donde fueron sembrados.

“Las materas donde fueron plantados son muy pequeñas. Hay ciertas limitaciones para su crecimiento, por lo que en el último año empezaron a presentar una inclinación excesiva lo cual generaba un alto riesgo para las personas”, indicó el subdirector.

“No existe ninguna relación ni ningún daño asociado con el establecimiento de comercio Starbucks ubicado justo frente a los árboles talados”

Con el fin de evitar un desastre, el Dagma decidió intervenirlos gracias al apoyo de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, que por medio un convenio para la intervención general del arbolado, ayudó con uno de sus contratistas para la tala de las dos especies.

“Desconocemos quién realizó la siembra de estos árboles. Tenían más de 10 años. Eran árboles que en cualquier momento podían venirse a tierra”, advirtió Castillo.

El paso que sigue

El barrio Granada es conocido por su arquitectura residencial de la época de los principios del siglo 20. Desde los años cincuenta, el sector tomó gran importancia siendo hoy en día una zona que crece en torno a la economía gastronómica y social.

Por tal motivo, eran dos especies que de algún modo embellecían y le daban oxígeno a la calle, que desde hace poco de ocho años empezó a ser mayormente concurrida por las personas que suelen acercarse al Starbucks, en la esquina de la calle 14 norte con autopista 9N, del barrio Granada.

Aunque fue un acto de seguridad, el Dagma informó una reposición al medio ambiente: “Queremos sembrar árboles nativos de nuestra región del Valle del Cauca, apropiados para la zona, para el medio y que no genere en el futuro este tipo de riesgos”.

ESTEFANÍA PEDRAZA BAUTISTA 

CALI