Nacional

El último mensaje de peruano asesinado en Colombia; así va el caso

El último mensaje de peruano asesinado en Colombia; así va el caso

El lamentable desenlace de Silvano Oblitas Cántaro, un joven peruano de 19 años, que en su búsqueda de alternativas para un mejor porvenir, encontró la muerte a manos de dos hombres que lo lanzaron por un puente, tiene consternados a su familia y allegados.

Aunque inicialmente se pensó que estaba en Medellín, destino de su travesía, su cuerpo fue hallado el sábado, en inmediaciones del corregimiento Las Mojarras, de Mercaderes, Cauca.

(Le puede interesar: )

¿Qué lo habrá llevado a tan trágico final?

Pablo Ruiz, comandante de la Policía en el Valle de Aburrá, que adelanta la investigación, aseguró que en el fondo de un puente vehicular hallaron los restos óseos que coinciden con la fisionomía del joven peruano, según quedó registrado en videos que circulan en redes sociales.

Una de las hipótesis indica que Silvano Cántaro habría sido llevado con engaños a Medellín para comprar mercancía y venderla. Sin embargo, los hombres que lo llevaron lo habrían robado y abandonado en el camino. Se calcula que además de sus pertenencias, le quitaron el dinero que llevaba, aproximadamente cinco millones de pesos.

Alcalde de Jamundí denuncia un hostigamiento en zona rural)

Según familiares de la víctima, los investigadores plantearon la posibilidad de que el joven tomó al parecer, la decisión de regresar a su país a pie y que en el trayecto quedó cercado por sus verdugos, hombres de acento extranjero, que al darse cuenta de su nacionalidad, lo arrojaron por el puente, tal como se ve en la grabación del video.

El cuerpo de la víctima fue trasladado a Medicina Legal en Popayán, para determinar las causas de su muerte y brindar elementos para que las autoridades sigan en la búsqueda de los responsables del hecho.

¿Quién era Silvano Cántaro?

Su hermana, Janet Cántaro, lo describe como: “Un joven alegre y humilde”, que no registra “ningún tipo de antecedente”. Incluso, asegura que era él que apoyaba de manera económica a su familia.

Amigos y personas allegadas al joven lo recuerdan como una persona trabajadora, emprendedora, cariñosa y carismática, que pese a trabajar como estibador (cotero) cargando bultos de papa en el mercado de Santa Anita, en Lima (Perú), nunca dejaba de soñar con un mejor futuro. Así lo demostraba a través de videos en diferentes redes sociales.

( Capturaron a 'Chorizo', presunto responsable de una masacre en Cauca)

Antes de viajar a Medellín, ‘Jackiel’, como también era conocido, pidió un permiso en su trabajo para viajar y comprar ropa para luego revenderla a su país.

“Te ganas el cariño de cada persona eras genial dando consejos y eres un excelente amigo, jamás olvidaré”, es parte del sentido mensaje de uno de sus amigos más cercanos publicó en Facebook.

“Pongo mi vida en las manos de Dios, porque sé que con él nada me faltará”, fue el último mensaje que publicó en redes sociales antes de partir en un viaje sin regreso.

CALI Y POPAYÁN