Nacional

Asesinan a líder wayuu y autoridad tradicional en La Guajira

Asesinan a líder wayuu y autoridad tradicional en La Guajira

Miembros de la comunidad indígena wayuu, de Arronshy (La Guajira), denunciaron el asesinato de la lideresa Aura Esther García Peñalver, autoridad tradicional, quien venía recibiendo amenazas contra su vida sin ser atendida.

Los hechos, que se conocieron este jueves, ocurrieron en el corregimiento de Cardón, en el municipio de Uribia, a eso de las 5 de la tarde de este miércoles cuando la líder regresaba a su comunidad junto con su esposo a bordo de una motocicleta.

Fueron emboscados por dos sujetos desconocidos que los venían siguiendo en otra moto.

“El esposo se percató que los venía siguiendo y aceleró la moto, pero fueron alcanzados cuando estaban cerca a su comunidad”, indicó un familiar, quien pidió la reserva de su nombre.

(Vea: 'Sé que tengo algo pendiente que pagar': penitente de Santo Tomás)

La líder de 57 años recibió varios disparos de arma de fuego, que acabaron con su vida de forma inmediata. Mientras que su esposo resultó ileso.

Familiares de la asesinada aseguran que su cuerpo fue trasladado hasta la morgue del municipio de Maicao, contrario a sus usos y costumbres, con el propósito de dar inicio a una investigación penal que permita dar con los responsables de su muerte.

Aseguran en un comunicado que “desde el 15 de marzo García venía recibiendo amenazas a través de llamadas telefónicas y mensajes de texto, que la llevaron a denunciar y solicitar ante las autoridades competentes, medidas de protección para resguardar su seguridad y de las mujeres wayuu de su comunidad. Sin embargo, esta solicitud no fue atendida”.

Explican que familiares hicieron la solicitud ante la Fiscalía, las comisiones de derechos humanos, autoridades tradicionales wayuu y a la Secretaría de Asuntos Indígenas del departamento para hacer el acompañamiento y salvaguardar la vida.

La ONIC denunció el hecho por Twitter ante las Naciones Unidas y pidió que paren la matanza en los pueblos indígenas.

García hacía parte de la resistencia que lidera la ONG Nación Wayuu, defensora de derechos humanos que viene denunciando malos manejos de los recursos de la niñez con los contratos del ICBF.
El hecho ha generado rechazo entre las comunidades indígenas wayuu, debido a que las mujeres son consideradas símbolos de la armonía y la palabra para resolver un conflicto interclanil.

“Este caso pone en riesgo la integridad de la vida de las mujeres wayuu de la comunidad de Arronshy”, indicaron miembros de esta comunidad.

ELIANA MEJÍA

RIOHACHA

Más noticias

Video: Fredy Guarín involucrado en riña en Medellín

Mujer habría grabado y enviado video de cómo abusaban de su hija

Nuevo millonario: cayó el Baloto en Bucaramanga