Mundo

Una nueva ola de covid-19 ya sacude a Europa con fuerza

Una nueva ola de covid-19 ya sacude a Europa con fuerza

El covid-19 no se ha acabado. Europa, uno de los continentes más avanzados en el proceso de vacunación, contabiliza un aumento incesante de contagios por coronavirus: Austria vuelve al confinamiento general mañana, Alemania vive una inédita presión hospitalaria y Suecia es cada vez más estricta con el pasaporte covid. Por su parte, Rusia registra un promedio de 1.200 muertes por el virus durante los últimos días.

Una situación sobre la que la Organización Mundial de la Salud (OMS) manifestó su preocupación y alertó sobre la posibilidad de que ocurran 500.000 muertes para marzo de 2022 si no hay medidas urgentes.

)

La semana pasada, el continente europeo reportó un aumento del 5 por ciento de muertes por covid-19, mientras que en el resto de continentes el número de decesos se mantuvo estable o disminuyó, según un último informe de la OMS.

Alemania volvió a registrar ese mismo día máximos en las cifras de nuevos contagios diarios y de incidencia desde el comienzo de la pandemia.

En concreto, 52.826 nuevos contagios en 24 horas, frente a 39.676 hace una semana y después de que el 11 de noviembre se alcanzara el récord, con 50.196 nuevas infecciones.

Además, esta semana la Cámara alta del Parlamento alemán (Bundesrat) dio luz verde a la nueva regulación contra la pandemia.

La ley contempla medidas como la obligación de presentar el certificado covid o un test negativo en el entorno laboral y el transporte público, así como la recomendación expresa de practicar el teletrabajo, allí donde sea posible.

Por otro lado, las autoridades de Baviera, uno de los estados federados alemanes más afectados por el covid, han decidido cerrar la actividad pública no esencial en aquellos distritos en los que se supere un nivel de incidencia semanal de 1.000 casos por 100.000 habitantes.

Alemania, de hecho, ha trasladado ya a algunos pacientes al extranjero ante el aumento de la presión hospitalaria.

Mientras tanto, Rusia notificó el viernes 1.254 fallecimientos de covid-19, nuevo máximo diario de decesos desde el comienzo de la pandemia por tercer día seguido.
Desde el inicio de la pandemia en Rusia han fallecido 262.843 personas en ese país por el coronavirus, si bien las estadísticas oficiales sobre exceso de muertes en el mismo periodo casi duplican esta cifra.

En total, el país acumula al día de hoy 9’294.188 casos de coronavirus y es el quinto país del mundo después de Estados Unidos, India, Brasil y el Reino Unido por el número de contagios documentados.

Noruega, uno de los países menos afectados hasta ahora en Europa por la pandemia de coronavirus, registró el miércoles un récord de nuevos contagios diarios, 2.552, un 20 por ciento más que el anterior máximo de hace una semana.

El Gobierno eliminó todas las restricciones a finales de septiembre debido a la mejora de la situación epidémica, pero la semana pasada las autoridades anunciaron otras medidas como permitir que se exija un pasaporte covid en municipios de alto contagio, que el personal sanitario se someta a dos test semanales y lleve mascarilla y ofrecer la dosis de refuerzo de la vacuna a todos los mayores de 18 años.

El miércoles, Austria contabilizó un nuevo máximo absoluto de casos diarios desde el inicio de la pandemia: 14.416. A esta cifra se llegó incluso con el confinamiento de los no vacunados. En algunas regiones del país, los hospitales están ya al límite de su capacidad. A propósito, a partir de mañana empieza a regir nuevamente un confinamiento con restricciones para salir de casa y el cierre de los comercios no esenciales.

Estas medidas provocaron protestas este sábado en las calles austriacas. Unas 35.000 personas salieron a manifestarse.

Otro de los países que rompió récords esta semana fue República Checa, al registrarse 22.479 nuevos contagios, la cifra más alta de casos diarios contabilizada desde el primer brote de la pandemia, en marzo de 2020. El número de infecciones detectadas ha pegado un salto, duplicándose de un día para otro en la mitad de la semana.

República Checa se encuentra en el peor momento de la pandemia, con un crecimiento exponencial de contagios que supera los niveles más altos del año pasado, cuando se impuso un severo confinamiento y cierres de negocios y colegios.

En Bélgica, las autoridades se reunieron hace tres días para endurecer las medidas contra los contagios, que superan los 10.000 al día, y entre ellas barajan la obligatoriedad del teletrabajo al menos tres días a la semana y la vacunación de los profesionales sanitarios.

Por su parte, el Gobierno francés estudia reimponer el teletrabajo para intentar contener la ola del coronavirus, que ha provocado 22.678 nuevos contagios en las pasadas 24 horas, frente a los 14.646 de la semana anterior. Aunque considera “desproporcionado” un nuevo confinamiento.


REDACCIÓN DOMINGO (*)
(*) Con información de AFP, Efe y Bloomberg.