Mundo

Un colombiano fue víctima de agresión homófoba en España

Un colombiano fue víctima de agresión homófoba en España

El joven Kevin Rubio, colombiano afincado en España desde hace catorce años, manifestó este lunes a Efe su determinación de "no ser tolerante con los intolerantes", si bien admitió sentir un "poco de incertidumbre" por ser reconocido tras denunciar una agresión homófoba sufrida el pasado viernes en la ciudad española de Oviedo.

(Aquí:)

"Mi cara aparece en los medios y ahora se me reconoce bastante, así que tanto para bien como para mal asusta un poco, pero no voy a echarme para atrás", indicó la víctima, agredida en un bar por tres desconocidos que le propinaron varios golpes, causándole lesiones en la cabeza y cuello por las que tuvo que acudir a un hospital.

Nacido en Medellín (Colombia) en 2000, vive desde hace catorce años en Asturias, la región de las que es capital Oviedo, donde trabaja como auxiliar de enfermería a la vez que estudia.

"Todo sucedió muy rápido, y fue bastante agresivo porque yo no estaba haciendo nada, solo pasándolo bien con varias compañeras de trabajo, cuando empecé a recibir empujones y seguidamente me dijeron 'maricón de mierda', me empujaron y empezaron a pegarme", relató.

Rubio añadió que sus compañeras reaccionaron "muy rápido". "Salimos del local y una chica, que no conozco, me tapó las heridas con su sudadera, porque me estaba desangrando literalmente, y al rato llegó la ambulancia y me llevó al hospital, donde estuve trece horas", explicó.

Según el joven, la zona más afectada es el oído, con "bastante pérdida de audición", de la que confía recuperarse, además de varios puntos en la cabeza y el cuello.

)

La víctima se mostró sorprendida por la repercusión que generó la agresión, que espera que sirva para "abrir los ojos a la gente y que sea consciente de que es un problema latente, ante el que no se puede dar un paso atrás".

Al respecto, abogó por que en los colegios "no se oculte y se enseñe que existe una diversidad", ya que sin esa labor de concienciación las cosas "seguirán igual".

"Ha sido algo duro", recordó, pues aunque era conocedor de que anteriormente se habían producido agresiones de este tipo "nunca imaginas que te va a tocar a ti, no puedes creerlo".

La Fiscalía alertó de la gravedad de los delitos de odio en España, principalmente contra la orientación sexual y por racismo.

Según datos oficiales, los delitos de odio denunciados aumentaron en España un 9,3 por ciento en el primer semestre del año, hasta los 610, con respecto al mismo periodo de 2019, el ejercicio anterior a la pandemia.

Aunque un estudio de la Oficina Nacional de Lucha contra lo Delitos de Odio revela que la gran mayoría de las víctimas, en torno al 89 por ciento, no denuncia.

EFE