Mundo

Sismo e inundaciones abruman a México

Sismo e inundaciones abruman a México

EFE CIUDAD DE MÉXICO

Las autoridades mexicanas confirmaron ayer un fallecido y daños materiales menores por el terremoto de magnitud 7,1 que sacudió el centro y sur de México, en una jornada trágica por la muerte de al menos otras 14 personas en inundaciones.

"Afortunadamente no hay daños mayores, hasta ahora una víctima, un joven que iba conduciendo una motocicleta y perdió la vida, esto en Guerrero", apuntó ayer el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia matutina desde el Palacio Nacional.

"Desde anoche sabemos que tampoco hubieron daños graves en Puebla, Oaxaca, Tlaxcala, Morelos", refirió.

La noche del martes, un temblor con epicentro a 11 kilómetros del balneario de Acapulco, en el sureño estado de Guerrero, sacudió a varios estados del país.

Este fenómeno recordó lo ocurrido hace exactamente cuatro años cuando se registró un terremoto de magnitud 8,2 el cual tuvo su epicentro en el Golfo de Tehuantepec y afectó principalmente los estados de Oaxaca y Chiapas, donde 98 personas perdieron la vida, 78 de ellas en Oaxaca, 16 en Chiapas y cuatro en Tabasco.

Realizan revisiones

Tras el sismo, ayer la Coordinación Nacional de Protección Civil confirmó que en Guerrero hubo una persona fallecida, además de la activación de un refugio temporal y 35 personas evacuadas por daños estructurales en hospitales y viviendas.

Además, hubo desperfectos en una torre de control del aeropuerto de Acapulco, por lo que amaneció cerrado; derrumbes en carreteras y daños menores en fachadas y algunas fugas de gas.

Mientras que en otros estados hubo algunos derrumbes y cortes de energía eléctrica.

En ese sentido, la Comisión Federal de Electricidad informó que al menos 1,9 millones de usuarios se quedaron sin luz en los estados de Oaxaca, Estado de México, Guerrero, Morelos y Ciudad de México.

Sin embargo, ayer la CFE señaló que se había restablecido el suministro al 100% en los afectados de Ciudad de México y al 98% en otras entidades como Estado de México, Guerrero, Morelos y Oaxaca.

En tanto, la jefa de Gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, informó que no se reportaron afectaciones en escuelas de la Ciudad de México debido al sismo.

Tragedia en Tula

El sismo del martes por la noche se sumó a la tragedia ocurrida en la noche del lunes debido al desbordamiento del río Tula, en el central estado de Hidalgo, que dejó 14 muertos, quienes se encontraban en un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), así como miles de damnificados.

Según informó ayer el titular del IMSS, Zoé Robledo, la cifra de fallecidos se ajustó de 17 a 14. Y a estos hay que sumarles otras dos personas que ya habían perdido la vida en el momento de las inundaciones, y se encontraba esperando los servicios funerarios.

De acuerdo con el Gobierno de Hidalgo, hacía 40 años que no se vivía una situación tan trágica por las precipitaciones.

Ante la tragedia, López Obrador afirmó que el Gobierno federal continuará las labores de auxilio y el otorgamiento de apoyos directos a la población afectada por las inundaciones.

Tras el terremoto, el balneario de Acapulco amanecía ayer todavía con la ciudadanía temerosa, luego de sentir 210 réplicas a lo largo de la noche.