Mundo

Saab tendrá hoy su primera cita con la justicia

Saab tendrá hoy su primera cita con la justicia

EFE Caracas

La Contraloría de Venezuela instó ayer a los organismos de defensa de derechos humanos a pronunciarse sobre la extradición a Estados Unidos del empresario colombiano Álex Saab, supuesto testaferro del presidente Maduro y a quien el Gobierno venezolano defiende como un diplomático.

"Hacemos un llamado a todos los organismos internacionales de defensa de los derechos humanos, el por qué no se pronuncian en relación con esta violación de los derechos humanos y del derecho internacional", dijo el contralor, Elvis Amoroso, tras rechazar la extradición de Saab.

Agregó que es inaceptable que el Gobierno de los Estados Unidos quiera silenciar a los diplomáticos venezolanos.

Empresario

El empresario colombiano fue extraditado el sábado desde Cabo Verde a Estados Unidos, después de más de un año de su detención a solicitud de autoridades estadounidenses por supuesto lavado de dinero.

Saab está acusado de siete cargos de lavado de dinero y uno más de conspiración para cometer ese delito y además está sujeto desde mayo del 2019 a sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de EE.UU.

Los fiscales consideran que lavó alrededor de 350 millones de dólares para pagar corruptelas del presidente venezolano a través del sistema financiero estadounidense

La OFAC lo sancionó por su presunta participación en varias tramas de corrupción a gran escala en torno a la construcción de viviendas populares, distribución de alimentos a los más pobres y operaciones ilícitas con el oro venezolano.

Tras la detención de Saab en junio del año pasado, Venezuela aseguró que el empresario es un ciudadano venezolano y un "agente" del Gobierno que se hallaba "en tránsito" en Cabo Verde, por lo que sus abogados han sostenido que "tenía derecho a la inviolabilidad personal como enviado especial de Venezuela".

Primera audiencia

El empresario colombo-venezolano Álex Saab, muy cercano al Gobierno de Venezuela, comparecerá hoy a su primera audiencia ante la justicia estadounidense, tras haber sido extraditado para responder de acusaciones de lavado de activos.

No ha trascendido hasta ahora información oficial alguna de dónde está detenido Saab, aunque por anteriores casos de extraditados destacados, como el expresidente panameño Ricardo Martinelli, es probable que esté en el centro de detención anexo a los tribunales federales del centro de Miami.

El gran interrogante de esta fase del proceso judicial es si Saab, nacido en Colombia hace 49 años, colaborará con la Fiscalía a cambio de una reducción de condena o se someterá a juicio.

Carta

Saab aseguró, a través de una carta, que no tiene "nada que colaborar" con el país norteamericano y que no cometió ningún delito, según el escrito leído ayer por su esposa, Camila Fabri.

"No tengo nada que colaborar con Estados Unidos, no he cometido ningún delito ni en Estados Unidos ni en ningún país y no pienso mentir para favorecer a Estados Unidos en contra del que atraviesa un bloqueo inhumano (Venezuela)", dice la carta leída por Fabri, quien aseguró, durante una protesta para pedir la liberación de Saab, que la había escrito él antes de ser extraditado.

En el texto, el empresario responsabilizó a Washington y a la oposición venezolana liderada por Juan Guaidó de su vida y su integridad física.

"Enfrentaré el juicio con total dignidad y haciendo valer mi inmunidad diplomática como servidor de la República Bolivariana de Venezuela", señala el escrito, que agrega que no es un "suicida", dejando constancia de que si le ocurre algo, será un asesinato.

Saab dijo, además, que le fueron violados todos sus derechos, que fue "secuestrado físicamente y psicológicamente" por el Gobierno de Estados y Cabo Verde

El Gobierno venezolano ha considerado la extradición de Saab como un "secuestro" e interrumpió el diálogo político con la oposición que comenzó en agosto en México.