Mundo

Presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, asume el compromiso de que la CAN sea eje de la recuperación económica

Presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, asume el compromiso de que la CAN sea eje de la recuperación económica

EFE    Bogotá

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, recibió este sábado de manos de Colombia la presidencia pro tempore de la Comunidad Andina (CAN) con el compromiso de convertir a la región "en el eje de la recuperación económica y social pospandemia".

"Velaremos por el cumplimiento de los objetivos establecidos en el Acuerdo de Cartagena (tratado constitutivo de la CAN), procurando así contribuir a mejorar el nivel de vida de los ciudadanos andinos", aseguró Lasso durante su intervención en el XXI Consejo Presidencial Andino, que se celebró hoy en Bogotá.

El mandatario ecuatoriano destacó que para lograr ese propósito la CAN debe "anclarse en los principios de equidad y equilibrio, atendiendo las fortalezas y debilidades de cada uno de sus miembros" por encima de las "asimetrías existentes, y poniendo siempre por delante el objetivo de desarrollo para los 111 millones de ciudadanos que la conforman".

"La pandemia del covid-19 ha impactado con negativa intensidad las sociedades y las economías de nuestros países, pero así como plantea enormes desafíos, también es una oportunidad para que la Comunidad Andina se convierta en un pilar fundamental para la recuperación económica y social", manifestó.

Frente a esos retos, Lasso reiteró la necesidad de que Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, que forman la CAN, asuman compromisos a corto y largo plazo para lograr una mayor cooperación comercial, tecnológica y social, enfocados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Por su parte, el presidente de Colombia, Iván Duque, quien entregó el testigo de la CAN a Lasso, manifestó que confía en que, con su liderazgo, los países andinos avancen hacia un esquema donde la inversión intrarregional "tenga siempre la finalidad de generar más empleo y cerrar brechas".

Fortalecer cooperación 
Lasso, Duque, el presidente de Perú, Francisco Sagasti, quien participó de manera virtual, y el jefe de Estado de Bolivia, Luis Arce, representado por miembros de su gabinete, declararon la necesidad de seguir promoviendo el multilateralismo y la cooperación regional para afrontar los desafíos más urgentes de la CAN.

En ese sentido, asumieron compromisos como el fortalecimiento de la cooperación para alcanzar el acceso a las vacunas contra la covid-19, la inclusión de la equidad de género como herramienta clave de la recuperación socio-económica, y continuar trabajando en la definición de la hoja de ruta de la Agenda Digital Andina, que promueve el uso de las tecnologías y el comercio electrónico.

Para Lasso, la "época sin precedentes" que ha tenido que afrontar la región como consecuencia de la pandemia del coronavirus "ha desnudado las terribles desigualdades y brechas" de las sociedades que conforman la Comunidad Andina.

Por esa razón, aseguró que la CAN tiene "el desafío común de hacer frente a la difícil situación económica y social" derivada de la pandemia.

"Les invito a comprometernos a trabajar en un marco de cooperación internacional más amplio que nos permita revertir lo antes posible los efectos de esta pandemia y así retomar el sendero hacia el desarrollo sostenible", subrayó el presidente de Ecuador.

La democracia como desafío
Lasso y Duque coincidieron en que, además de la reactivación económica, uno de los principales retos de la región es el fortalecimiento de la democracia.

"Tenemos como región grandes desafíos por delante: la consolidación de la democracia, la consolidación de las instituciones y también tenemos que enfrentar el desafío de una pandemia que ha complicado la economía de todos los países del mundo", manifestó el presidente ecuatoriano al llegar a Bogotá.

Asimismo, estimó que hoy más que nunca la integración regional es una condición insoslayable para lograr la recuperación económica, y en ese sentido se comprometió a que su Gobierno continuará apoyando los objetivos encaminados a lograr una institucionalidad sólida, que vaya de la mano de las necesidades e intereses de las personas.

Duque reiteró que la democracia debe "privilegiar siempre la verdad y la protección de los derechos humanos", así como estar "libre de las tentaciones y las amenazas del populismo y de la demagogia, que muchas veces apela a la violencia, a la satanización, a la fractura de nuestras sociedades, a la lucha de clases".

Parte del fortalecimiento necesario de la democracia son los procesos electorales que se celebran en los países andinos, cuyos representantes los destacaron como una "muestra de madurez política" para reforzar los principios y convicciones de la Comunidad Andina.

"Deseo expresar mi reconocimiento y felicitación al trabajo desplegado por el presidente de Colombia. Creo que al entregar la presidencia pro tempore nos deja una vara muy alta, con objetivos muy claros, con objetivos que deberemos continuar impulsando para beneficio de la comunidad andina de naciones", dijo Lasso.