Mundo

Pfizer recomienda tercera dosis contra variante delta

Pfizer recomienda tercera dosis contra variante delta

EFE NUEVA YORK

La farmacéutica estadounidense Pfizer divulgó ayer que una tercera dosis de su vacuna contra la covid-19 puede "impulsar con fuerza" la protección contra la variante delta del coronavirus frente a un esquema de dos dosis, según datos preliminares de un estudio.

La empresa indicó en una presentación que sus datos sugieren que una tercera dosis produce niveles de anticuerpos contra la variante delta cinco veces más altos en personas entre 18 y 55 años, y más de 11 veces en gente entre 65 y 85 años, en comparación con los niveles tras la segunda dosis.

Pfizer calcula que esa tercera dosis podría potencialmente multiplicar por 100 la neutralización de la variante delta en comparación con un esquema de dos dosis, de acuerdo al documento, que fue utilizado por la empresa en una conferencia telefónica para hablar de sus resultados financieros trimestrales.

Según explicaron ejecutivos en la conferencia, Pfizer cree "probable que se necesite una tercera dosis potenciadora entre 6 y 12 meses después de la vacunación completa para mantener altos niveles de protección" frente a la covid-19, y opinaron que la variante delta es "la más transmisible" vista hasta ahora.

El estudio, que está en desarrollo y que no ha sido sometido a revisión de pares, parece indicar también que una tercera dosis suministrada al menos medio año después de la segunda es bien tolerada y genera niveles de anticuerpos altos contra el coronavirus original y la variante beta.

Sinovac también sugiere tercera dosis

Una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 desarrollada por la farmacéutica china Sinovac eleva los niveles de protección inmune entre tres y cinco veces, según un estudio preliminar publicado en el portal médico MedRxiv, que advierte de que todavía no ha pasado por todas las fases de revisión y que, por tanto, no debe ser tomado todavía como "información verificada".

Según sus hallazgos, los niveles de inmunidad bajan significativamente tras unos seis meses, pero una dosis de refuerzo inoculada entre unos seis y ocho meses tras la segunda inyección genera un "fuerte impulso para la respuesta inmune".

El estudio en el que participaron 540 pacientes fue llevado a cabo por una decena de expertos de universidades e instituciones públicas del país, así como de la propia empresa desarrolladora del antígeno.