Mundo

Duque felicita a Castillo y saca a embajador de Nicaragua

Duque felicita a Castillo y saca a embajador de Nicaragua

EFE LIMA MANAGUA

El presidente de Colombia, Iván Duque, maniobra con la izquierda latinoamericana como un equilibrista en la cuerda floja. Ayer apartándose de las preferencias de su partido, el Centro Democrático, asistió a la asunción del izquierdista Pedro Castillo como presidente de Perú, paralelamente llamó a consultas a su embajador en Nicaragua, Alfredo Rangel, por la crisis política que vive ese país gobernado por otro izquierdista, Daniel Ortega.

Duque se reunió con Castillo previo a la posesión y le expresó su deseo de que se fortalezca la relación comercial con Perú, en el marco de la Alianza del Pacífico y la Comunidad Andina. "Somos países que tenemos una historia compartida, inversión, comercio, etc. Venimos a afirmarle al presidente Castillo la hermandad entre Colombia y Perú", declaró Duque a la prensa en los exteriores de la cancillería en Lima.

El mandatario colombiano agregó que ambos países tienen oportunidades "muy buenas" porque "hay inversión colombiana en Perú y viceversa".

"Queremos que siga creciendo para que la agenda del Pacífico se consolide como bloque y también en el marco de la Comunidad Andina de Naciones, tengamos todavía más interacción comercial", agregó Duque.

Consultado sobre la nueva Constitución Política que el izquierdista Castillo promueve en Perú, Duque declaró que "es una discusión que se debe dar en el seno de la sociedad peruana".

Sin embargo, compartió que "la experiencia que tiene Colombia es que cualquier cambio se debe dar en un gran consenso nacional, tiene que ser una oportunidad para la unión y no para la división".

La ceremonia de traspaso de poder en Perú, que coincidió con la celebración del bicentenario de la independencia, tuvo además como invitados al rey Felipe VI de España, al presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, y al mandatario de Bolivia, Luis Arce, entre otras autoridades regionales.

Colombia llama a consultas a su embajador en Nicaragua

El llamado se produce por "los hechos violatorios de las garantías democráticas, de los derechos civiles y políticos del pueblo nicaragüense", según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado, y sigue la línea de los valores y principios de la Carta Democrática Interamericana y la de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Casi una treintena de dirigentes opositores han sido detenidos en Nicaragua en los últimos dos meses por el presunto delito de "traición a la patria" a menos de cuatro meses de las elecciones generales de noviembre, en las que el presidente del país, el sandinista Daniel Ortega, buscará una nueva reelección.

Con el llamado a consultas al embajador, el Gobierno colombiano quiere buscar opciones para el "retorno de la institucionalidad democrática" en Nicaragua.