Economía

Proyecto hidroeléctrico Miel II, desierto otra vez por la declinación de los inversionistas en sus ofertas económicas

Proyecto hidroeléctrico Miel II, desierto otra vez por la declinación de los inversionistas en sus ofertas económicas

MIGUEL ORLANDO ALGUERO

MANIZALES

Cero y van dos. De nuevo quedó desierta la convocatoria que hizo el Departamento para encontrar un aliado estratégico y así lograr el cierre financiero del proyecto hidroeléctrico Miel II, que se construiría en el oriente de Caldas.

El viernes se cerró la solicitud pública internacional para recibir ofertas, que se abrió en octubre del año pasado, pero el lunes la Promotora Energética del Centro, filial de Inficaldas, anunció en un comunicado que, pese a los esfuerzos durante los últimos seis meses, los inversionistas interesados en aportar su capital en el proyecto declinaron en presentar ofertas económicas.

Razón

Para la Promotora, la principal razón de esta declinación es la crisis económica generada por la pandemia de la covid-19, lo que ha desacelerado tanto la construcción como el suministro de equipos, y esto se ve reflejado en las decisiones de nuevas inversiones.

“En el 2020 ningún proyecto de generación en Colombia avanzó para lograr su cierre financiero, actualmente las empresas están concentradas en terminar los proyectos iniciados en los años 2016 y 2017. En el caso nuestro, en Miel II, la imposibilidad de movilización de expertos a los sitios de ejecución dificultó traer a los interesados al proyecto”, afirmó Orlando Micolta González, gerente saliente de la Promotora Energética del Centro.

Tal y como lo había contado la semana pasada, el Departamento buscará una negociación directa con un socio estratégico como plan B para sacar adelante el proyecto hidroeléctrico, en vez de continuar con futuras convocatorias públicas.

Directa

Micolta González aseguró que insistirán en definir una alternativa viable de acuerdo con el reglamento interno de contratación en reunión con la Junta Directiva. “Tenemos por lo menos 100 inversionistas interesados en la mesa. Ellos nos han manifestado su disposición para aportar su capital, pero no el escenario actual, buscan un proceso directo”.

El gerente saliente indicó que la idea es retomar esas manifestaciones de interés, escucharlos y determinar en qué condiciones razonables las partes harán el negocio y llevarlo a cabo. “La opción más pertinente que tenemos en este momento es una negociación directa con base en los estudios y diseños que tiene el proyecto en detalle, al igual que los contratos de energía comprometidos a largo plazo. No está contemplado volver a abrir una convocatoria pública con sus pliegos”, estimó.

Socio estratégico

La anterior convocatoria también fue declarada desierta en la Administración de Guido Echeverri Piedrahíta. La apuesta del Departamento ha sido el cierre financiero de esta megaobra que se ubica entre los municipios de Samaná, Victoria y Marquetalia.

¿De qué se encargaría el socio estratégico? Estaría al frente de los ajustes del diseño final, la financiación, construcción, puesta en funcionamiento, operación, administración y mantenimiento. Eso también incluiría la generación y comercialización de la energía eléctrica producida.

La intención de la Administración departamental es que el aliado haga la inversión total del proyecto, que se estima en 250 millones de dólares, unos $916 mil millones, y se encargue de la conducción y operación de la central.

Retroalimentación

Juan Martín Zuluaga, gerente de Inficaldas, reafirmó que evalúan la opción de negociación directa mientras exista un posible interesado, y que tienen la tarea de buscar a quienes manifestaron ese interés durante el proceso. “De acuerdo con la retroalimentación que resulte de eso se definirá un esquema para escoger el aliado estratégico del proyecto”.

Explicó que el plan de trabajo que tienen contempla la presentación del proyecto a los inversionistas, al mismo tiempo la búsqueda de mejorar las condiciones técnicas y financieras del proyecto para que sea más atractivo. “Pondremos todo el esfuerzo para terminar el proceso y evaluar las observaciones que nos hagan los interesados con el fin de conseguir el socio”.

Anterior Administración

El exgobernador de Caldas, Guido Echeverri Piedrahíta, mencionó que ahora la tarea de la Gobernación es encontrar otra forma de negociación que sea más atractiva para inversionistas que quieran operar el proyecto que es a filo de agua y no es agresivo para el medioambiente.

“No encuentro una explicación sobre lo que ocurrió con los oferentes, tampoco conozco los nuevos términos de la convocatoria que estableció Inficaldas para saber por qué declinaron. En mi Administración el proyecto quedó listo con la licencia ambiental, el punto de retorno, los estudios de la banca de inversión”.

Oportunidad

Javier Germán Mejía, exgerente de Aguas de Manizales, exsecretario de Obras Públicas y exdirector del Observatorio Vulcanológico, dijo: “Lo veo como una oportunidad para conocer cuáles han sido esos pliegos o condiciones que no son atractivos para los inversionistas. Que la negociación sea de forma directa para buscar el socio es una alternativa que se necesita, coger el maletín y salir a buscarlo. Eso puede facilitar para que se ajusten garantías ante las exigencias de los oferentes. Este percance permitirá revisar con cifras e identificar cuál escollo ha obstaculizado para que no se presentan proponentes”.

Pago al Estado

Otro inconveniente que tiene este proyecto es que aún espera que este mes llegue la carta oficial del Estado para hacer efectiva la garantía de cargo por confiabilidad. Eso significa que Miel II tendrá que pagar cerca de un millón de dólares, unos $4 mil millones por firmar un acuerdo de suministro de energía y tener listo el proyecto para el 2022 o, por tardar, el 2023. Como no se cumplió, el Gobierno hará efectiva la póliza.

Datos

*Esta obra será más pequeña que Miel I, que tiene capacidad de 396 megavatios. La generación de Miel II será de 120 megavatios.

*El proyecto cuenta con licencia ambiental, estudios y diseños fase 3 realizados por la firma Ingetec, y un diagnóstico total de los componentes sociales, ambientales, técnicos, jurídicos y financieros, realizados en la presente vigencia.

*Entre los aspectos positivos que hoy tiene el proyecto es que ya se vendió el 75% de lo que se generará de energía de forma anticipada por 10 años, lo que garantiza recursos para facilitar el cierre financiero. El resto se venderá en la Bolsa.