Economía

Prima de mitad de año, una alegría de pocos

Prima de mitad de año, una alegría de pocos

JUAN CARLOS LAYTON

MANIZALES

Yenny Paola lo tiene muy claro. Va a destinar casi la mitad de su prima para pagar el seguro todo riesgo de su carro y la otra parte para el SOAT.

Darío Augusto también. Piensa guardar este sueldo extra para finales de año, con el fin de pagar los impuestos de su vehículo y, si le queda algo, para viajar. "Voy a meter ese dinero en un Certificado de Depósito a Término Fijo (CDT) a seis meses y al cabo de ese tiempo lo saco para pagar estas deudas y evitar que se vuelva plata de bolsillo", sentenció.

A Gustavo González le llama fuertemente la atención un celular que vio desde hace unos tres meses, por lo que "aspiro a cambiar el coco que tengo", dice. Por eso, espera que le alcance con el sueldo extra, aunque también llena una alcancía para completar.

Jazmín Sánchez es la más tranquila de todos, no tiene ninguna deuda ni compromisos financieros, y por lo tanto, sin mayores problemas, ahorrará su prima para viajar en el mediano plazo.

El colchón de pago

Estos casos, evidencian que en promedio tres de cuatro personas ya definieron para qué van a gastar su prima de mitad de año, enfocado principalmente en pagos de deudas de autos, arriendos o pensiones de colegios.

Para algunos la prima llegará como un gran colchón o respiro en medio de la crisis económica que atraviesa el país y de los incrementos que trajo el nuevo año, sumados a los sobrecostos que se generaron en la canasta familiar por el paro.

De acuerdo con un sondeo realizado por  entre 198 personas, a través de la página web, el 61,6% sostuvo que dedicará principalmente su dinero para pagar sus deudas (ver infográfico).

Muchos los llamados, pero Mateo Rivera Arbeláez, analista económico, recordó que es importante tener en cuenta que este beneficio solo lo recibe un grupo reducido que tiene un contrato laboral, lo que significa que en Manizales, por ejemplo, de los 170 mil empleos que se generan, solo unos 90 mil personas tendrán algún beneficio de una prima legal.

Sin embargo, ante los estragos de la pandemia y los efectos del paro, calcula que muchas empresas tendrán problemas para cumplir con estos compromisos, en especial las pequeñas y medianas empresas. "Es importante hacer un llamado para que los congresistas se dediquen a legislar y hacer las reformas respectivas para poder seguir enfrentando la pandemia, generar empleo formal y facilitarles el crecimiento a las empresas que son las que generan trabajo y pagan impuestos, en vez de salir a las calles a hacer política".

El reporte nacional indica que el número de ocupados a abril ascendió a los 20 millones 465 mil, un aumento de 3 millones 941 mil contra el mismo mes del año pasado. Pese a ello, de ese grupo, el número de trabajadores por cuenta propia asciende a los 8 millones 835 mil, cerca del 43% y 768 mil, el 3,8% es un trabajador sin remuneración.

Así mismo, de la población ocupada informal en las 23 ciudades del país a abril ascendió al 48,7%, igual a 2,7 puntos porcentuales más que el año pasado.

Empresas hacen cuentas

Por el lado de las empresas, el nuevo pago se convierte en otro dolor de cabeza, justo en medio de un freno, por el paro que hoy completa 47 días, y que ya generó el despido de unas 1.200 personas en Manizales en el sector formal.

En el plano nacional el problema es mayor, pues aunque muchas lograron pasar el primer año de pandemia, quedaron afectadas o resentidos. Por eso confiaban en que se iniciaba un proceso de recuperación.

De acuerdo con Alejandro Reyes, economistas del BBVA, este se convierte en una situación compleja, pues hay muchas empresas juiciosas que aprovisionan este tipo de costos, no esperaban este nuevo efecto que resiente nuevamente la economía y pone a muchas compañías a acudir a créditos o prolongar los pagos de proveedores para cumplir primero con los salarios y garantías de los trabajadores.

"En todo caso se trata de una historia más larga, que ya suma pandemia y deterioro en la demanda, y ahora la falta de insumos, menor producción y más desempleo. Esto se convirtió en un proceso como el cangrejo, con cinco pasos para adelante y cuatro hacia atrás", señaló.

Ayudas

La directora de Acopi Caldas, Dulfary Montoya, sostuvo que el problema es que muchas empresas aún deben la prima que prestaron del año pasado, a través del mecanismo que ofreció el Gobierno por medio del Fondo Nacional de Garantías, donde además tuvieron que refinanciar los créditos.

Eso a pesar del tiempo que amplió el Gobierno para pagar las primas y la ayuda del 50% que otorgó el Gobierno para las compañías que estaban al día con sus empleados. Este año esas ayudas no están.

El problema, estimó, es que las micro, pequeñas y medianas compañías representan el 98% del universo empresarial en el departamento, por lo que algunas han tenido que aplazar los pagos salariales y suspender contratos.

"Por esta razón, este año volvimos a solicitarle al Gobierno un nuevo paquete de ayudas, incluyendo la ampliación del subsidio a la nómina, la ampliación en tiempos y una ayuda con el pago de primas".

Eso, además de las peticiones a la Alcaldía y a la Gobernación para que se flexibilicen los procesos para que las empresas puedan acceder a la bolsa de ayudas que ofrecieron desde el año pasado a través del programa Manizales y Caldas Responden, con el apoyo de Bancóldex y donde aún se tiene una suma cercana a los $20 millones en créditos.

Pagos del 15 al 30 de junio

Álvaro Hernando Jiménez Caicedo, director seccional del Ministerio del Trabajo, recordó que el pago de la prima se debe liquidar dentro del mes de junio, del 15 al 30 de este mes, ya que de lo contrario las compañías se pueden ver incursos en procesos sancionatorios. El pago incluye el pago a las empleadas de servicio doméstico, en promedio con su trabajo en un hogar, teniendo como base el salario mínimo ($908.526) más el subsidio de transporte ($106.454).

Las prestaciones

Recuerde que para quienes ganan entre 1 y 2 salarios mínimos al momento de liquidar sus prestaciones se suma el subsidio de transporte. Es decir entre $908 mil 526 y $1 millón 817 mil 52. Esto aplica para el pago de cesantías, intereses y prima de servicios. Hoy el subsidio de transporte asciende a $106 mil 454. Las cosas son diferentes cuando el contrato es a término indefinido, y por ende, tiene que existir una causa justa para terminarlo, de lo contrario el empleado tiene derecho a una indeminización.