Economía

Habrá escasez de productos y alza de precios para Navidad por cuenta de la crisis logística mundial

Habrá escasez de productos y alza de precios para Navidad por cuenta de la crisis logística mundial

MIGUEL ORLANDO ALGUERO

MANIZALES

¿Usted ha notado que los precios por estas semanas han subido y que algunos productos están escasos? ¿Ha sentido que el dinero que destinaba antes para comprar ciertas cosas ahora no le alcanza?

Esto se debe a que el mundo atraviesa una crisis logística en el comercio internacional, producto del coletazo de la crisis económica por la pandemia.

Caldas no ha sido ajena a este problema. Empresarios de la región han manifestado la escasez de insumos y materias primas, y aumento en los costos logísticos, sumado a la escasez de contenedores en el mundo, sobrecostos que termina asumiendo el consumidor final.

Como dijo un empresario manufacturero local: "Hay mercancías e insumos, pero no hay contenedores para transportarlos". La Andi proyecta que para Navidad habrá escasez de productos y aumento en los precios.

Lo que está pasando

La cuenta pedagógica de Twitter Economía para La Pipol (@EconomiaPipol) hace un par de días explicó la crisis y precisó que el 80% de los productos que se consumen se transportan de un país a otro.

"Enfrentamos una 'tormenta perfecta' de la cadena logística. ¿Qué tormenta? Por la covid muchos contenedores quedaron en los puertos esperando a que alguien se acordara de ellos. Ahí inició el asunto porque con la reactivación, esos mismos contenedores hicieron falta en otros sitios. Súmele las reducciones de producción de algunas fábricas, problemas de transporte e inconvenientes energéticos", indicó el grupo de mujeres economistas de @EconomiaPipol.

Adicionalmente, para evitar picos de contagio, países como China, India o Taiwán, que son grandes productores, tienen restricciones. Incluso las materias primas están caras por los mismos inconvenientes de transporte.

"Como no operan al tope, los pedidos se acumulan y lo que sale se vende más caro. Esto ha subido los precios del transporte marítimo 5 o 10 veces. Al tiempo, muchos puertos son picos de botella, porque los barcos hacen fila para cargar y descargar. En tierra la cosa no es diferente, los costos por carretera subieron un montón", anotó.

Panorama

Édgar Higuera Gómez, gerente de Logística, Transporte e Infraestructura de la Andi, sostuvo que el 2021 está marcado por los efectos de la pandemia. "Una vez pasado el periodo de restricciones se nota el desabastecimiento. Paralelo se presenta el desequilibrio en los contenedores y suceden cambios fuertes en la logística porque los contenedores quedan en los puntos de origen y destino, pero la carga no llega a esos puntos, eso hace que el flujo se demore más".

Por ejemplo, hoy para llevar una carga de China a Europa o a Estados Unidos se hace en 6 o 8 meses, antes solo era un mes. Además, a principios del 2021 un buque quedó atravesado en el Canal del Suez, donde pasa cerca del 20% del tráfico mundial, desde esa fecha hay debilitamiento de los servicios, aumento de costos y descontrol de rutas. Al igual que en el transporte aéreo muchos aviones de pasajeros pasaron a ser de carga para suplir necesidades con altos costos.

El impacto

Higuera Gómez explicó que los buques que llevan minerales, comida y granos se han quedado a mitad del camino porque no han podido ser atendidos en los puertos, ya que subieron los precios de los productos hasta tres veces más.

"Por otro lado, hay un fenómeno curioso. Muchos buques serían chatarrizados, pero volvieron a salir por la escasez, al igual que los contenedores, no han podido construir más por falta de láminas, por eso entraron muchos que habían sido retirados", precisó el funcionario.

Según los cálculos de la Andi, un contenedor está entre 8 mil y 12 mil dólares, si se consigue disponibilidad en navieras y puertos, antes estaban por el orden de los 1.900 dólares.

El experto proyecta que esta tendencia, según Naciones Unidas, seguirá hasta finales del 2022 y principios del 2023 y para fin de este año habrá escasez de productos y precios altos en los fletes, ya afectados desde el pasado paro nacional entre un 20% y 40% más.

Hablan los empresarios

David Valencia Ángel, empresario de manufactura

Esto ha representado un retraso en la consecución de materias primas, es el coletazo del parón de las fábricas de contenedores, además hay una sobredemanda de este insumo. El contenedor está más caro, al igual que el flete. Para final de año estará más complicado, por eso hay que comprar lo colombiano, porque lo importado estará costoso. A nosotros nos ha afectado en la importación de algunos materiales de China e India.

Natalia Aguirre, profesional de Clúster y Productividad de la Cámara de Comercio de Manizales

El impacto negativo se ve en la proveeduría de materias primas e insumos, lo que genera un incremento en los costos de producción y dejan de ser competitivos. Esta crisis logística es una oportunidad para que las empresas empiecen a desarrollar capacidades de proveeduría local, con la finalidad de sustituir gran parte de las importaciones, eso se hará a mediano plazo con programas regionales.

Luis Roberto Rivas, gerente de la ILC

El coletazo de la crisis se ve en la ruptura de la cadena de abastecimiento. Primero, la escasez de materias primas. Segundo, incremento en precios. Tercero, nos ha tocado importar vidrio de China y Chile. Incluso hay escasez de cartón y alcohol para la producción. En este momento estamos esperando 413 contenedores de vidrio desde China hasta Buenaventura. Esto tiene un costo en la materia prima que subió en 30%.

Exportaciones

"El impacto ha sido global y seguramente se sentirá en el precio de algunos productos. Sin embargo, por el momento, las exportaciones colombianas siguen recuperándose, especialmente las no mineras que sumaron 13 mil millones de dólares, con un incremento del 24,2% entre enero y septiembre de este año".

Flavia Santoro, presidenta de Procolombia

Inflación y dólar

Angélica Benavides, cofundadora de @EconomiaPipol, consideró que la crisis logística mundial ha significado retrasos en importaciones y exportaciones del país, así como aumentos de costos, "lo que significa que nuestros bolsillos sufren. Incluso con muchas cosas que son producidas localmente ya que tienen materia prima importada". Por eso, el Banco de la República habla de aumentos en la inflación y subidas su tasa de interés para intentar controlarla y que en el futuro se vuelva a un indicador entre 2% y 4%. "Nuestra tasa de cambio, un dólar en niveles que no veíamos desde 2020, y que sigue subiendo también hacen más costosos tanto los productos terminados como los que importamos".