Economía

El mejor ahorro está en la finca: gerente Federacafé ante los buenos precios del grano

El mejor ahorro está en la finca: gerente Federacafé ante los buenos precios del grano

MIGUEL ALGUERO - JUAN CARLOS LAYTON

MANIZALES

"El mejor ahorro que pueden hacer los cafeteros es en la finca. Hacer todas las labores, sus procesos de renovación, mantenimiento y fertilización. Esa es la manera como el productor puede mantener su ingreso hacia adelante".

El llamado lo hizo el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo, en diálogo con , al destacar los buenos precios que hoy mantiene el grano, y que ayer cerró nuevamente con un valor histórico de $1 millón 340 mil la carga de 125 kilos de pergamino seco, el mejor indicador a precios corrientes.

Esto motivó al gerente del gremio a recordarles a los productores que, aunque hay unos buenos registros, no se está en ninguna bonanza cafetera, ni es como para tirar la casa por la ventana.

De ahí su llamado a invertir en la finca, para aprovechar estos mejores ingresos. "En el pasado, el esquema estaba montado para que cuando hubiera mejores precios, se subía la contribución cafetera y el Fondo Nacional del Café hacía un ahorro. Después se les devolvía a los productores, cuando los precios bajaban, o vía servicios y obras públicas. En este momento como la contribución no se mueve (6 centavos de dólar por libra), independiente del nivel de precios pues queda en manos de los cafeteros el ahorro", reiteró.

Hacia arriba

Aunque es imposible predecir precios, Vélez Vallejo recordó que no hay cambios en los fundamentales del mercado, por lo que persisten las mismas condiciones de déficit del grano en el mundo.

Esto debido a la confirmación de que Brasil, el principal productor del mundo, tuvo problemas serios de sequía el año pasado, sumado a las intensas lluvias de este período, por lo que perderá entre 15 millones y 20 millones de sacos.

Esto significa un descenso de hasta el 30% de su cosecha 2021, que se empieza a recoger en mayo y junio, por lo que terminará con una producción de unos 50 millones de sacos. Esa pérdida representa cerca del 12% de la oferta mundial.

La cifra, recordó la Federación, es como si se hubiera perdido toda la cosecha colombiana, que en el 2019 produjo 14 millones 752 mil sacos de 60 kilos, el mejor reporte alcanzado en los últimos 27 años.

"De aquí en adelante es que se va a comenzar a notar la ausencia de Brasil en las exportaciones de café. Hasta aquí aguantaron los inventarios que se tenían de la cosecha monstruosa. De aquí para allá la situación se va a comenzar a sentir con menos embarques, menos café y ofertas más pequeñas de Brasil", sostuvo el dirigente gremial.

El caso, recordó, es que no hay nadie que pueda suplir esos volúmenes, por lo que a la industria le tocará echar mano de los inventarios mundiales, impulsado de paso los precios.

Buena producción

El aspecto positivo para Colombia, tercer productor del mundo, tiene que ver con que se mantiene su buena producción, con indicadores similares a los del año anterior. La expectativa es que el segundo semestre también haya un buena graneo, justo cuando se recolecta la cosecha principal en varias regiones del país, incluyendo Caldas.

Las dudas persisten, debido a las intensas lluvias que mermaron las floraciones en los primeros meses de este año, y que son las que que responden por el volumen de granos o de cosecha que se tendrá para fin de año.

Alegría en Caldas

A las buenas noticias se unieron caficultores y productores de Caldas:

* Andrés Ospina, de la vereda Patio Bonito, de Manizales

"El aumento de los precios del grano ayudarán a mejorar la caficultura. Pasamos por años duros y eso hizo que la gente se fuera a otras actividades del agro como el aguacate, pero nuestra tradición es cafetera”.

* Pastor Ríos, de la vereda Farallones

"Es una bendición, porque desde hace muchos años no se veía, “los veranos del 2014 nos pegó duro, ahora el clima ha mejorado. Si no suben más los costos de abonos y fertilizantes, la situación mejorará para seguir cultivando el café”.

* Yody Castellanos, caficultora de La Cabaña

"Estos precios ayudarán a comprar más incentivos y abonos para la cosecha, al igual que se podrá pagar más mano de obra, y tener más recursos para el sostenimiento de la familia".

Nostalgia de una bonanza

Hacia 1975 se registró la primera bonanza cafetera en Colombia, con unos precios en Bolsa que hoy representarían unos 10 dólares por libra de café. La segunda bonanza en los años 80 subió a 4 o 5 dólares por libra de hoy. Esto es lo que evidencia que hoy en día se está lejos de una bonanza, ya que el valor está en los 1,44 dólares por libra, valor que, si bien es alto, no repite la historia de hace 46 años.