Economía

Cosecha de café de fin de año llega con buenos precios

Cosecha de café de fin de año llega con buenos precios

JUAN CARLOS LAYTON

MANIZALES

"Muy optimistas. Aunque la traviesa o cosecha de mitaca fue prácticamente nada y la de fin de año todavía no ha comenzado, confiamos en que podamos aprovechar estos buenos precios que hoy se tienen para finales de año. Dicen que esos valores se podrían mantener hasta el 2022".

La expectativa la mantiene Óscar Baena Gómez, caficultor de las veredas San Peregrino y San Gabriel, de Manizales, quien maneja unas 20 cuadras de café con su familia.

Luis Gildardo Trujillo, pequeño caficultor del municipio de Marquetalia, en el oriente de Caldas, también resalta el actual valor del café, que ayer subió hasta el $1 millón 790 mil la carga de 125 kilos, valor que no se había registrado en la historia del país. Son $320 mil más, con respecto al precio del jueves pasado. "Son históricos y por eso tenemos que aprovechar este cuartico de hora, porque no sabemos hasta cuándo los podamos tener. Es la oportunidad para pensar en renovación y hacer mejoramiento de la finca", afirmó este productor de la vereda Alegrías, finca La Estrella.

Mejor cosecha

La expectativa se mantiene ante la llegada de la cosecha principal en Caldas, en la que se recolecta cerca del 70% de la producción del año, equivalente a una cosecha entre 800 mil y 850 mil sacos de 60 kilos.

Marcelo Salazar Velásquez, miembro del Comité de Cafeteros de Caldas, resaltó que se espera una cosecha promedio, no muy alta, pero que con la cual se podrán aprovechar estos registros históricos, como elemento fundamental para la prosperidad para la caficultura. "Esto sin pensar en ningún momento que se esté en bonanza cafetera, ni es como para tirar la casa por la ventana, pero sí es para desatrasar la economía cafetera".

Solo en Caldas, el valor de la cosecha podría ascender al $1 billón, lo que representará mejores ingresos y mejor poder adquisitivo para los productores. "Es plata que se repartirá en la economía regional, incluyendo el transporte, el pago de impuestos municipales, y una mejor demanda del comercio, reactivando la economía de los municipios", destacó.

Expectativas de producción

El aspecto positivo para Colombia, tercer productor del mundo, tiene que ver con una buena cosecha para fin de año, aunque apenas se inició el estudio en cafetales sobre el registro de prodcción. La Federación Nacional de Cafeteros reconoció que según lo que han reportado algunos cafeteros, no será muy grande, por lo menos en el centro del país.

En Caldas se proyecta que sea una cosecha normal, garantizando además que será de buena calidad.

"Lo que esperamos es que Dios y María nos den una pichocinta buena para fin de año y ojalá haya buena producción y los precios sigan altos, porque desde hace muchos años no veíamos alguna rentabilidad", consideró Óscar Baena.

¿A qué se deben los altos precios?

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo recordó que es imposible predecir precios, pero sí precisó que persisten las mismas condiciones de déficit del grano en el mundo, lo cual dispara los precios.

La explicación de la menor oferta se debe a las heladas que se han presentado en los últimos días en Brasil, el principal productor del mundo, donde se han afectado alrededor de 5 millones de sacos. A este fenómeno, se suman los cerca de 15 millones de sacos menos estimados el año pasado en Brasil, por cuenta de las sequías entre septiembre y octubre. Esto significa un descenso de hasta el 30% de su cosecha 2021, que se empezó a recoger en mayo y junio.

Hoy la demanda mundial de café está entre los 165 y 170 millones de sacos, contra una oferta de unos 150 millones de sacos, un déficit de entre el 9% y el 12% de café. La cifra es como si se hubiera perdido 1,3 veces la cosecha de Colombia, que en 2019 produjo 14 millones 752 mil sacos de 60 kilos, el mejor reporte en los últimos 27 años.

"Hay consenso en la industria de que hay un incremento en el consumo mundial del orden de 1,5 millones y 2 millones de sacos de café adicionales, contra una disminución en la oferta mundial de unos 20 millones de sacos. La cosecha de Brasil también está comprometida para el próximo año", explicó.

Para Vélez Vallejo, eso demuestra que ya se está volviendo un problema estructural, que comienza a preocupar a la industria. "No hay un diagnóstico completo de los últimos daños, pero ya se estiman 5 millones de sacos de pérdidas recientes, por lo que el mundo comienza a temblar y la gente se empieza a preocupar frente al abastecimiento de café, disparando los precios. Por eso no me sorprendería ver precios más arriba de estos niveles", sostuvo.

A eso se suma el efecto de la devaluación en la tasa de cambio, que han mantenido este repunte de precios.

Nostalgia de una bonanza

Hacia 1975 se registró la primera bonanza cafetera en Colombia, con unos precios en Bolsa que hoy representarían unos 10 dólares por libra de café. La segunda bonanza en los años 80 subió a 4 o 5 dólares por libra de hoy. Esto es lo que evidencia que hoy en día se está lejos de una bonanza, ya que el valor está en los 1,93 dólares por libra, valor que, si bien es alto, no repite la historia de hace 46 años.

Cosecheros y covid-19

En Caldas se requieren 38 mil 600 cosecheros, empezando por el centro sur del departamento, incluyendo Risaralda, donde se tendrían los primeros graneos en la segunda quincena de agosto. De este total, unas 20 mil personas serían mano de obra foránea. El Comité de Cafeteros anunció que se iniciará una estrategia con la Dirección Territorial de Salud y los municipios con el fin de que las personas que lleguen a la región, ya estén vacunadas. De lo contrario se efectuarán brigadas para vacunarlas en Caldas. También se harán pruebas continuas para determinar los casos positivos de covid-19. La estrategia se complementará con bolsas de empleo municipal, para que los recolectores tengan toda la información y aprovechen la cosecha que les permitirá tener mejores ingresos.