Economía

Con estas 25 prácticas puede ser un viajero sostenible en Colombia

Con estas 25 prácticas puede ser un viajero sostenible en Colombia

Con el propósito de fomentar, a través de actividades turísticas, las mejores prácticas para evitar dejar una huella nociva en los destinos, ProColombia reúne 25 acciones claves en la “Guía para ser un turista sostenible en Colombia”.

(Le puede interesar: Tercer carril Bogotá-Girardot logra financiación de $ 700.000 millones).

Flavia Santoro, presidenta de ProColombia, explicó que “desde diciembre de 2020 el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo lanzó la Política de Turismo Sostenible y con ella se busca conservar y proteger el patrimonio natural y cultural del país con un turismo responsable. Alineados con este propósito, en ProColombia buscamos atraer a viajeros extranjeros que sean responsables con las actividades que desarrollan en el país y, además, consientes con los destinos, pues de su visita depende el desarrollo de las comunidades y del medio ambiente”.
 
Estas acciones hacen parte la estrategia de promoción del país como destino sostenible, dado que está en aumento la tendencia a buscar experiencias de naturaleza y cultura que conecten a los viajeros con el destino; se busca, además, que en su mayoría sean al aire libre, alejadas de las aglomeraciones.

Es importante resaltar que Colombia tiene el potencial para ofrecer este tipo de experiencias.

(Además: Presentan primera notaría que prestará servicios digitales en el país).

Claves de un turismo ético, responsable y sostenible

Las siguientes son 25 recomendaciones para que viajeros practiquen un turismo sostenible en Colombia:

1. Apoyar la compra de productos y servicios locales para fomentar el desarrollo comunitario.

2. Visitar un restaurante típico o de cocina tradicional o visitar una plaza de mercado.

3. Comprar un souvenir a un artesano local, conociendo el origen del producto y su proceso de elaboración.

4. Comprar a precios justos.

5. Participar en eventos culturales.

6. Elegir turoperadores éticos que tengan condiciones laborales dignas, que apoyen a la comunidad anfitriona y que promuevan el cuidado de los recursos naturales.

7. Instalarse en un alojamiento que cuide el entorno natural y cultural a través de prácticas sostenibles: uso de energías renovables, reciclaje, apoyo a emprendimientos locales, uso de productos de limpieza ecológicos, entre otros.

8. Revisar las acreditaciones de sostenibilidad de las empresas y turoperadores.

9. Ajustar hábitos de consumo, procurando el ahorro de agua y energía.

10. Usar servicios de un guía local y experimentado como forma de apoyar la economía de las comunidades y conocer de primera mano los atractivos del destino.

11. Optar por medios de transporte limpios o más amigables con el medio ambiente como usar bicicletas o transporte público.

12. Hacer una correcta disposición de los residuos usando correctamente las basuras de reciclaje y orgánicos.

13. Gestionar bien los residuos de alto impacto ambiental como el plástico, el poliestireno expandido (icopor) y las piezas de aparatos tecnológicos.

14. No tomar nada que provenga de la naturaleza, como conchas de mar, plantas, corales o animales.

(También: ¿Sin trabajo? Aquí puede consultar ofertas de empleo vigentes).

15. Respetar las indicaciones en reservas naturales y áreas protegidas.

16. Contribuir con la conservación, protección y regeneración de los ecosistemas acuáticos y terrestres del destino, así como al desarrollo económico de las comunidades. El legado puede ir desde limpiar una playa hasta apoyar un emprendimiento local, toda acción positiva cuenta.

17. Procurar generar menos basura. Por ejemplo, hacer uso de tarjetas de embarque digitales; usar un termo para evitar comprar botellas de plástico; no solicitar pitillo en los restaurantes; devolver mapas o folletos para su reutilización; evitar el uso de productos desechables.

18. Cargar un recipiente para guardar la basura en caso de no encontrar espacios para depositarla.

19. Usar protectores solares y repelentes ecológicos.

20. Tomar fotografías o imágenes de manera responsable, sin acosar a la fauna silvestre ni a las comunidades locales.

21. Saber previamente sobre el destino a visitar para comprender y respetar las tradiciones y forma de vida de la población local.

22. Estar dispuesto a aprender sobre las riquezas de cada pueblo y entorno.

23. Respetar la diversidad ambiental y cultural. Esto incluye el respeto por la fauna silvestre y las condiciones de género, origen o religión.

24. Denunciar prácticas como la explotación laboral, la explotación infantil o el maltrato animal. En caso de actitudes sospechosas, contactar a las autoridades locales o comunicarlo a los guías locales.

25. Compartir información sobre el viaje y prácticas sostenibles para promover los esfuerzos del destino e inspirar a otros viajeros.

Encuentre también en Economía:

Tercer carril Bogotá-Girardot logra financiación de $ 700.000 millones

Grupo Éxito aumentó cuatro veces sus ganancias en el 2020

No todo lo que brilla es bitcóin

ECONOMÍA Y NEGOCIOS