Deportes

Meluk le cuenta... (Juego limpio es cumplir el reglamento)

Meluk le cuenta... (Juego limpio es cumplir el reglamento)

La decisión de no aplazar el partido de ayer entre Águilas y Chicó fue correcta y reglamentaria.

(Le puede interesar: 

Águilas, afectado por 14 casos de covid en su plantilla y asegurando la lesión de otros siete de sus jugadores, exigía que se aplazara el juego, decisivo para el descenso. El equipo de Rionegro se negó a utilizar jugadores juveniles y se presentó al partido con apenas siete jugadores, los mínimos exigidos en las leyes de juego. ¡Todo un escándalo!

Y así enfrentó a los 11 de Chicó. Aguantó el empate en el primer tiempo. Cuando perdía 3-0, a los 78 minutos, uno de sus jugadores, Martínez, alegó una lesión, dolores en las piernas y salió del campo en camilla. Al no haber suplentes, el duelo terminó por sustracción de materia. Con menos de 7 no se puede jugar según las reglas. Era obvio, y esperado, que eso pasara: en caso de haberse lesionado antes, el marcador oficial del juego sería precisamente ese, 3-0.

Águilas Doradas

Águilas Doradas

(Lea además:  
Para esta época de emergencia sanitaria por la pandemia, Águilas, como todos los otros equipos de la Dimayor, aprobó que en caso de brotes de covid en las plantillas de jugadores los partidos no se aplazarían y se jugarían así fuera con juveniles. Eso es lo acordado, lo aprobado, lo reglamentario. Incluso, que deberían presentarse con 7 jugadores, como pasó este domingo.

Hábilmente y en todo su derecho, Águilas adelantó una campaña mediática en la que exigió aplazar el partido alegando “el derecho a la vida” y “juego limpio”.

Pero, insisto, la decisión de no aplazar el partido fue correcta y reglamentaria. Esto es muy sencillo: es un tema de competencia y como en toda competencia (más en esta Liga nuestra) todos quieren sacar ventaja, todos: Pimentel, el dueño del Chicó que no quiere descender; Salazar, el dueño de Águilas, que le dijo de todo al presidente de la Dimayor en su afán de aplazar el juego, ¡todos! Y aún está en investigación el grave caso del Pereira, el otro equipo que lucha por no perder la categoría, que alineó a cinco con covid contra el DIM.



Así las cosas, el único juego limpio posible es acatar el reglamento establecido y aprobado por todos, ¡incluido Águilas!

Este domingo, en Argentina, Banfield tuvo que alinear a varios juveniles porque tuvo 9 positivos de covid en su plantel. En su duelo 11 contra 11, perdió 3-1 contra Rosario Central. Águilas pudo jugar con 11 completando la titular con juveniles. No lo hicieron.

En Águilas quisieron imponer a la brava el aplazamiento del partido en contravía del reglamento y como no lo lograron adoptaron una posición de víctimas y perseguidos. Un sofisma de distracción que le reportó simpatías y solidaridades que aumentaron cuando la TV, en una torpeza, no mostró las dos pancartas con las que los 7 jugadores se pararon para cantar los himnos: ‘Primero la vida’ y ‘juego limpio’, decían los letreros que no enfocaron. Quien tomó esa decisión alimentó la imagen de víctima que vendió de Águilas que alegaba “juego limpio”, cuando eso, el juego limpio, es acatar el reglamento, no saltárselo ni burlarlo a conveniencia, y hacer que se cumpla.MELUK LE CUENTA

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
@MelukLeCuenta

Lo invitamos a leer además

-

-

-