Deportes

Meluk le cuenta... (Fútbol con contagiados: ¡inadmisible!)

Meluk le cuenta... (Fútbol con contagiados: ¡inadmisible!)

Que el Deportivo Pereira haya jugado contra el Medellín con futbolistas contagiados de covid-19 es un asunto de suma gravedad, intolerable e inadmisible.

(Le puede interesar: 

Aquí, mucho más allá de que se reclamen unos puntos que pueden definir el descenso o la clasificación a los cuartos de final de la Liga –descienda quien descienda y clasifique quien clasifique–, aterra la indolencia, la negligencia (¡por decir lo menos!) y la falta de vigilancia y control del fútbol y las autoridades para supervisar y hacer cumplir los protocolos de bioseguridad que le permiten a la Dimayor, a los equipos, tener produciendo su negocio. Hoy, medio país está en cuarentena, con toques de queda y severas restricciones, pero hay fútbol... Y el propio fútbol no puede ser irresponsable.

Es inadmisible, repito, que la Dimayor permitiera jugar al Pereira sin tener los resultados de las pruebas de covid, sin haberlas reportado como está en la obligación de hacerlo. Esa es una condición inexorable para jugar la Liga en estos días de peste.
Sin resultados, no debió haber partido. Punto. Eso no tiene más de largo ni de ancho. Un error gravísimo de la Dimayor y del Pereira. La posible negligencia o impericia de los encargados de estar encima de tan delicado asunto no los exime de culpa. Los primeros responsables son los clubes y sus funcionarios.

Pereira vs. Medellín

Pereira vs. Medellín

(Lea además: 

La versión del Pereira es que recibió los resultados con 10 casos positivos, ¡cinco de ellos de jugadores en el campo!, 40 minutos después del pitazo inicial, en pleno juego.
Como la buena fe se guarda y la mala debe demostrarse, en principio no se entiende cómo habiendo recibido tremenda información en pleno partido, el Pereira no lo haya informado de inmediato en un acto de juego limpio (¡también por decir lo menos!), sensatez, prudencia y humanidad en medio de una crisis sanitaria mayúscula: en Colombia van más de ¡65.000 muertos por el covid-19! Calculen: en la tragedia de Armero, el desastre natural más grande de la historia del país, fallecieron 25.000 personas...

¡El fútbol, como ninguna otra actividad, no puede poner en juego la vida de nadie! Lo que pasó es una irresponsabilidad absoluta y las autoridades nacionales y municipales deben, además de investigar este caso a fondo, verificar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad del fútbol, hoy absolutamente en entredicho.
Es tan delicado el asunto que el artículo 369 del Código de Procedimiento Penal
reza: “El que propague epidemia incurrirá en prisión de cuatro a diez años”, claro está, si se demuestra dolo. Ojo: la responsabilidad penal es personal.

Pereira jugó con futbolistas que tenían covid y aterra la indolencia del fútbol. Los directivos de los equipos están peleando por los puntos y por si les aplazan partidos. ¿Y la salud? ¿Y la vida? ¡Inadmisible!

MELUK LE CUENTA

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes
@MelukLeCuenta

Lo inivtamos a leer además:



-

-​