Deportes

Futbolistas en Colombia piden no programar partidos por paro nacional

Futbolistas en Colombia piden no programar partidos por paro nacional

EFE Bogotá

Los capitanes de los clubes colombianos de fútbol pidieron este jueves a las autoridades de este deporte no programar partidos de la liga hasta que "no se resuelva la actual situación de orden público", pues el país vive un estallido social desde hace dos semanas.

"Solicitamos a la FCF (Federación Colombiana de Fútbol), a la Dimayor (División Mayor del Fútbol Colombiano) y a los clubes profesionales, que hasta tanto no se resuelva la actual situación de orden público que afecta a todo el país y pone en riesgo nuestra integridad, no se programen los partidos de las competencias en los torneos locales", expresó la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) en un comunicado.

Las movilizaciones tomaron el país hace dos semanas, inicialmente para protestar contra la ya retirada reforma tributaria presentada por el Gobierno del presidente Iván Duque, pero la ciudadanía inconforme sigue aferrada a las calles como un acto reivindicativo con peticiones como que se detengan las masacres y el abuso policial.

La Defensoría del Pueblo ha recibido de diversas organizaciones reportes sobre 42 muertos durante las movilizaciones, muchos de ellos producto de la violencia en ciudades como Cali, Pereira e Ibagué y otros por los que se ha responsabilizado a la fuerza pública.

Tras la reunión virtual de capitanes, los futbolistas manifestaron "total apoyo al clamor expresado por el pueblo colombiano en su protesta y nos unimos a esas voces que piden un país más justo, equitativo e inclusivo, en el que se nos garanticen a todos, sin distinción, las condiciones mínimas para vivir con dignidad".

"Respaldamos sus peticiones y solicitamos al gobierno nacional que las tramite sin dilación, promoviendo los mecanismos que garanticen un verdadero diálogo social y así se puedan concluir en acuerdos que permitan la construcción de una sociedad donde todos tengamos espacio y mejores oportunidades", expresó Acolfutpro.

Justamente por la situación de orden público hoy fue suspendido indefinidamente el partido que queda pendiente de los cuartos de final de la liga colombiana, entre Deportivo Cali y Deportes Tolima.

"Nos permitimos informar que el partido correspondiente a los Cuartos de Final Vuelta entre Deportivo Cali vs Deportes Tolima, se encuentra aplazado. Dimayor comunicará de manera oportuna la nueva programación del enfrentamiento", expresó ese organismo.

En la víspera, las ciudades colombianas de Pereira y Barranquilla vivieron momentos de tensión, puesto que decenas de personas se reunieron para protestar contra la realización de los partidos Atlético Nacional-Nacional y Junior-River Plate, que al final sí se jugaron con los ruidos de los disturbios de fondo.

Copa Libertadores

El árbitro Andrés Cunha suspendió por nueve minutos el partido que disputó en Barranquilla el América de Cali y el Atlético Mineiro, por la cuarta jornada del Grupo H de la Copa Libertadores, debido a los gases lacrimógenos que afectaron a los jugadores en el estadio Romelio Martínez.

Por los gases, el encuentro fue detenido por cuarta vez al minuto 39 y el referí charrúa permitió a los jugadores de ambos equipos que se resguardaran en los camerinos, pues a las afueras del estadio hay disturbios por una manifestación contra la realización de los partidos en Colombia en medio de la crisis social que vive el país andino.

El miércoles, en el partido que también disputaron en ese escenario el argentino River Plate y el Junior de Barranquilla, los gases lacrimógenos lanzados por las autoridades en las calles adyacentes llegaron a la cancha y obligaron a detener el partido por dos minutos.

Las movilizaciones tomaron Colombia hace dos semanas, inicialmente para protestar contra la ya retirada reforma tributaria presentada por el Gobierno del presidente Iván Duque, pero la ciudadanía inconforme sigue aferrada a las calles como un acto reinvindicativo con peticiones como que se detengan los abusos policiales.