Cultura

Tomm Tennent: el curioso caso del bebé que nació con piel de sobra

Tomm Tennent: el curioso caso del bebé que nació con piel de sobra

En 1993, Debbie y su esposo, Geoff Tennent, estaban preparados para el nacimiento de su hijo, los resultados de los exámenes prenatales fueron positivos y todo parecía estar perfecto tanto en la salud de la madre como del feto. Sin embargo, el día del parto todos en la sala del hospital quedaron perplejos.

¿La razón? El aspecto físico del recién nacido era algo nunca antes visto. Incluso, la señora Tennent se impresionó cuando le colocaron al niño en sus brazos.

"Mi corazón se me subió a la garganta, pero al mismo tiempo también había amor allí y solo quería levantarlo y abrazarlo", confesó Debbie Tennent, en una entrevista para '60 Minutes Australia'.

).

Tomm Tennent, como lo nombraron, nació con piel de sobra, lo que lo hacía lucir un cuerpo bastante arrugado. De acuerdo con los médicos que lo atendieron, su piel podría cubrir a un niño de 5 años. 

Los doctores no entendían el porqué de tan extraña condición, eran muchas las dudas y pocas las respuestas, entre otras cosas, porque durante el embarazo nunca se presentó ninguna anomalía. Además, el niño parecía sano, solo que con exceso de piel.

(De interés: ).

Aunque era un gran desafío, la extrañeza del caso hizo que los científicos se interesaran por el menor. Durante dos meses y medio el pequeño fue sometido a una serie de exámenes y pruebas, cuyos resultados podían dilucidar cuál era la condición de Tomm. 

Mientras tanto, los Tennent también se cuestionaba sobre lo que sucedía con su bebé, lo amaban y querían lo mejor para él, así que no se ahorraron esfuerzos y apoyaron en todo lo necesario a los galenos. 

Tomm, inconsciente de lo que sucedía, fue un niño muy fuerte, pues soportó la rutina de vivir en un hospital siendo constantemente monitoreado. Sus padres estaban muy orgullosos. 

(Puede leer: ).

"De alguna manera discutimos esto entre nosotros, y decidimos que lo que debe ser está destinado a ser y lo hicimos", aseguró Geoff Tennent al medio citado. 

Finalmente, descubrieron que el pequeño tenía 100 veces más elevados los niveles de ácido hialurónico, algo similar a lo que les sucede a los perros de raza shar pei.

"Los médicos y los científicos solo podían buscar en esta aguda raza de perro algún tipo de guía, ellos también nacieron con demasiada piel... Cachorros que tienen la clave del acertijo genético de Tomm", explicaron los padres. 

De allí, que los doctores confiaran en que, con el paso de los años, Tomm iba a crecer y su piel se iría acomodando. 

).

Aunque no hay registro del tratamiento que recibió, lo cierto es que con el tiempo su condición fue desapareciendo.

Lo último que se supo del pequeño fue cuando tenía 10 años, gracias al documental del medio ya citado. Para ese entonces, 2003, el menor reconoció que no había sido fácil crecer, pues algunos niños no querían jugar con él por su aspecto físico y, además, estuvo propenso a infecciones cutáneas en sus pliegues. 

Sin embargo, expresó que cuando se veía al espejo notaba a una persona amable y cariñosa, que era valorada por sus a seres queridos: "Son mis amigos y realmente no les importa cómo me veo". Aún así, confesó que logró sentirse como un extraterrestre ante el rechazo de la gente. 

(Siga leyendo: ).

Para ese entonces, Tomm solo tenía algunos excesos de piel en algunas partes de su cuerpo que, según los médicos, desaparecerían a medida que creciera. 

"Creo que los problemas desaparecerán por completo,aunque uno no sabe qué esperar porque no hay otro niño con el mismo problema", concluyeron los Tennent.

Tendencias