Cultura

Los Prisioneros escapan de la nostalgia con serie de inspirada en la banda

Los Prisioneros escapan de la nostalgia con serie de inspirada en la banda

“¿Eres feliz?”, le preguntó el director de casting Roberto Mattos al actor Aaron Hernández. “¡Claro que soy feliz!”, respondió emocionado y algo confundido. Luego se enteró de la noticia: era el elegido para interpretar a Jorge González en la serie Los Prisioneros, inspirada en la historia de la mítica banda de rock chilena, que se convirtió en referente en toda Latinoamérica.


“Me cayó una montaña en los hombros, pero era como una mezcla de estar emocionado y tener cierta ansiedad. Pensé: ‘Tengo que hacerme cargo de esto. Poner los pies en la tierra, estar centrado y que el trabajo me dé frutos y no se derrame’”, reflexionó el actor acerca de esta producción, que se estrenará en el 2022 por la plataforma Movistar+.

Aaron tiene la responsabilidad de convertirse en el líder de la agrupación que fue la banda sonora de muchos en una década de descubrimientos musicales y de reivindicaciones sociales, y que en los últimos tiempos volvieron a sonar con fuerza en medio de los estallidos sociales en Chile y Colombia.

Aaron Hernández

El actor Aaron Hernández hará el papel de Jorge González en la serie de Los Prisioneros.

En medio de los disturbios, las canciones de Los Prisioneros han sido coreadas por una nueva generación. Las industrias, Latinoamerica es un pueblo al sur de Estados Unidos y la más emblemática de la banda: El baile de los que sobran, reaparecen en esta serie que fue dirigida en cinco episodios por el realizador colombiano Carlos Moreno (Lavaperros, Todos tus muertos, El patrón del mal) y su par peruano Salvador del Solar, también recordado por Magallanes y por películas como Pantaleón y las visitadoras, se encargó de tres.

“Nosotros también sentimos a Los Prisioneros como nuestros y sentimos tener experiencias políticas y sociales que se emparentan tanto con nuestro gusto por su música -recuerda Del Solar-. Conociendo lo que fue la realidad chilena de ese entonces, pero que también tenía un espejo en la realidad argentina, colombiana o peruana, creo que teníamos muchas preguntas y siempre hubo la disposición de respondernos con generosidad, pero también un punto de vista que enriqueciera”.

Va a ser interesante ver esa mezcla de miradas latinoamericanas de una historia que, según sus creadores, sobrepasa el halo musical o biográfico.

“Carlos Moreno es increíble. Aprendí mucho de ambos directores -dice el protagonista- Moreno es muy técnico, con un sentido del humor increíble y una inteligencia escénica muy particular, eso me ayudó mucho porque hizo que mi inteligencia actoral apareciera, una cosa que se complementó con Salvador. En realidad, la dupla fue todo un acierto”.

A sus 25 años, Aaron Hernández tuvo que aprender a tocar el bajo y cantar, y perdió 12 kilos para meterse en el personaje de Jorge González y sus composiciones.

“Todas las canciones de la banda tenían una cosita que te hacía pensar en que eran como adelantados a su tiempo: La voz de los 80 cuando dicen ‘Algo se siente venir’, realmente eso pasó con la llegada del plebiscito en Chile y se acabó la dictadura.

Jorge González lo aseguró mucho antes. Así como en Las industrias, donde se escucha: ‘Voy a entrar a la gran máquina, todo es oscuridad’, me parece que se revela un poco lo que es la industria musical y su entrada a ese mundo. Para mí el disco Corazones, por ejemplo, es una poesía y los demás son como un manifiesto”, opina el actor, para quien los 80 fue una época en blanco y negro, en la que los matices llegaban con los acordes de guitarras y la rebelión artística.

“Además, hemos sido exitosos en hacernos creer que somos naciones distintas, pero en realidad somos muy parecidos y esta serie muestra un poco de eso”, dice Salvador del Solar.

CULTURA

@CulturaET