Cultura

La casa más cara del mundo: así es el castillo francés de un príncipe árabe

La casa más cara del mundo: así es el castillo francés de un príncipe árabe

Château Louis XIV es un imponente castillo catalogado como la residencia más cara de la historia.

La razón: incluye entre sus estancias -que son sumamente lujosas- salones de baile, de vinos -con capacidad para tres mil botellas-, una discoteca, piscinas, un acuario gigante -que tiene peces koi y esturiones-, fuentes decoradas grácilmente con hojas de oro, entre otras suntuosidades más.

¿Quiere saber más sobre esta 'humilde' morada?

Le contamos y le mostramos.

Mohammed Bin Salman es el dueño de este lugar, que tiene un valor de 270 millones de euros, según reportó 'La Razón' -de España.

Mohammed Bin Salman es, por decir lo menos, polémico.

Príncipe heredero Mohammed Bin Salman

Mohammed Bin Salman

Fue descrito por un exfuncionario de inteligencia árabe, de nombre Saad al-Jabri, como un "psicópata, asesino, con infinidad de recursos en Medio Oriente, que representa una amenaza para su gente, para los estadounidenses y para el planeta", en entrevista con la cadena de noticias estadounidense 'CBS'.

Actualmente, el heredero está vinculado a la investigación internacional del asesinato de Jamal Khashoggi, periodista reconocido por ser sumamente crítico con respecto al príncipe y su comitiva.

(Le recomendamos: ).

Según el informe, el reportero fue "víctima de una ejecución deliberada y premeditada" a manos del estado árabe.

Fue construida en 2008 y tomó inspiración en la arquitectura francesa de grandes construcciones como Château de Chenonceau, la Fortaleza Real de Chion y el Château D’azay Le Rideau.

Está ubicada en Louveciennes (Francia), cerca de Versalles.

Emad Khashoggi, sobrino del multimillonario traficante de armas Adnan Khashoggi, fue quien llevó a cabo el proyecto de la propiedad: demolió el castillo original, que había sido construido en el siglo XIX, y lo reconstruyó con comodidades del siglo XXI.

La morada es tan hermosa que la mismísima Kim Kardashian lo consideró para ser el escenario de su boda con Kanye West. Eso fue antes de que el príncipe lo comprara. Así lo informó el medio británico 'The Sun'.

En principio, cuenta con tecnología de punta para personalizar las estancias. Las fuentes, los sistemas de sonido, las luces y el aire acondicionado son controlados por el celular iPhone.

).

Lo magnífico radica en cómo se logró equilibrar la arquitectura clásica francesa con la modernidad de una mansión de Beverly Hills.

Entre las piscinas, sobresale una que está cubierta. También, una sala de cine, un club privado ubicado en el sótano y una cancha de squash.

(Puede leer: ).

A parte de las habitaciones y salones, tiene piezas artísticas avaluadas en millones de euro. Ese es el caso de una estatua de Luis XIV, hecha de mármol extraído directamente de las canteras de los Alpes Apuanos en Carrara, Italia.

"En términos de comodidad; hay diez suites de un dormitorio, una gran sala de recepción -con techo abovedado y pintado, que tiene 52 pies (16 metros) de altura- y una biblioteca", concluye 'The Sun'.

Tendencias