Cultura

Kim Basinger llegó a la quiebra luego de comprar un pueblo completo

Kim Basinger llegó a la quiebra luego de comprar un pueblo completo

Cuando las arcas del dinero están llenas, algunas personas tienden a ser más amplias o, incluso, a darse algún ‘gustico’ que suele rondar la excentricidad.

Existen celebridades quienes, debido a la gran cantidad de dinero acumulado, terminan realizando compras sorprendentes sin medir del todo las consecuencias.

Uno de estos casos es el de Kim Basinger, actriz estadounidense quien, en su momento, se cegó por las mieles del éxito y tomó la decisión de comprar nada más ni nada menos que un pueblo.

Ella adquirió el terreno con el fin de edificar un enorme parque de diversiones.

Más de tres décadas de esta extravagante adquisición, Basinger tiene problemas económicos y, probablemente, muchos recuerdan esa y otras de las excentricidades polémicas que inundaron su carrera como estrella de Hollywood.

En 1989, Basinger era reconocida en Hollywood por haber actuado en una de las películas de James Bond (‘Nunca digas nunca’) y por haber formado parte del elenco del largometraje de ‘Batman’, dirigido por Tim Burton. En esta entrega del superhéroe de DC ella compartió staff con celebridades como Jack Nicholson (‘El Guasón’) y Michael Keaton (‘Bruce Wayne’).

(¿Nos lee desde la app ? aquí puede ver la publicación). 

Sin embargo, según el medio español ‘El Mundo’, esto no fue suficiente para la actriz, quien por aquel entonces decidió pagar 20 millones de dólares para adquirir un pueblo de 710 hectáreas.

Este estaba ubicado a 50 kilómetros de su lugar de nacimiento, en la ciudad de Athens, Georgia (Estados Unidos).

Basinger realizó esta compra, entre otros propósitos, para convertir el terreno en un parque de diversiones, aunque, según supo la prensa especializada de ese entonces, también quería ‘escapar’ del martirio que estaba viviendo en el rodaje de la película ‘Nueves semanas y media’.

En la cinta ella interpretó a una mujer que tiene una fuerte atracción amorosa y sexual hacia un desconocido, interpretado por Mike Rourke.

Al parecer, la ‘tortura psicológica’ sufrida por la actriz se debió a que Adryan Lyne, director de la película, le prohibió a ella y a su coestrella cualquier tipo de interacción afuera del set de grabación, haciendo que se terminara por crear cierto tipo de hostilidad entre la actriz y el actor.

(¿Nos lee desde la app ? aquí puede ver la publicación). 

Si en la vida profesional llovía, en el ámbito personal no escampaba.

Basinger, al parecer, tuvo amoríos con el actor Richard Gere y con el cantante ‘Prince’, situaciones que por aquel entonces hicieron que se divorciara del maquillador Ron Snyder-Britton.

Solo hasta 1993 la situación empezó a mejorar en términos sentimentales: se casó con el actor Alec Baldwin, con quien había trabajado en la película ‘Ella dice sí’.

Sin embargo, en 1998 la relación comenzó a deteriorarse y, en 2002, finalizó con un escabroso divorcio que les costó más de 3.5 millones de dólares.

Según ‘El Mundo’, para ese tiempo Basinger ya había vendido su pueblo por una cifra menor a los dos millones de dólares (apenas el 10 por ciento del valor inicial) y también tuvo que desembolsar poco más de siete millones de dólares por incumplimiento de un acuerdo verbal con los productores de la película ‘Mi obsesión por Helena’.

(De interés: ).

El inicio del siglo XXI no fue el más próspero para Basinger.

De hecho, pasó los primeros años ultimando los detalles de su ruptura con Baldwin. Tuvo apenas apariciones discretas en el foco mediático y, poco a poco, se alejó del panorama principal de la escena hollywoodense. Apareció en películas como ‘Celular’ (con Chris Evans, el recordado ‘Capitán América’) ‘La sombra de la sospecha’ y ‘Noviembre negro’.

Tras muchos años de ‘silencio’, en 2020, y con 67 años, participó en el desfile de la marca de ropa ‘Miu Miu’.

(¿Nos lee desde la app ? aquí puede ver la publicación). 

De acuerdo con ‘El Mundo’, en la actualidad Basinger está dedicada al cuidado de su hija y aparece en una que otra película, sin despertar mayores aplausos o elogios.

En este momento tiene una relación con el estilista Mitch Stone.

‘La sombra’ de la bancarrota asomó de nuevo durante las últimas semanas, pues se supo que Basinger vendió una de sus propiedades a raíz de la liquidez financiera.

Esto hizo que se volviera a hablar del ‘pueblo de los sueños rotos’ de la actriz.

Tendencias