Cultura

El colorido camino de dulces M&M

El colorido camino de dulces M&M

Los soldados estadounidenses que iban a la Segunda Guerra en 1941 fueron los primeros en llevar consigo alargados pastilleros con pequeñas grajeas de chocolate recubiertos de azúcar.

Las pastillas, creadas por la compañía M&M Limited, de Forrest Mars, eran solo de color marrón y tenían la ventaja de no derretirse en la mano como las barras de chocolate. Ese fue el origen de estos dulces que hoy son de varios colores y que se reconocen por la ‘m’ que lleva impresa cada una.

La ‘m’ vino a ser necesaria en 1950, cuando empezaron a surgir imitaciones. Entonces salió el eslogan ‘Busca la m en cada grajea’. El color llegó en 1954, cuando salieron tanto pastillas rojas como amarillas (estas últimas desaparecieron por un tiempo, pero volvieron después de años y ahora son infaltables).

Como toda empresa exitosa, empezaron a darle diferentes formas y sabores a su producto estrella: Las M&M penaut nacieron en 1954 y se quedaron para acompañar a las pastillas más planas. Más adelante vendrían las mini m&m. Y con los años la posibilidad de personalizarlas.

Con el tiempo, estas pastillitas llegaron al espacio en las manos de los astronautas del primer transbordador espacial. Para 1984 eran el snack oficial de los juegos olímpicos y el lanzamiento de cada nuevo color, al que se le asignaba una personalidad, se convirtió en un acontecimiento.

Por ejemplo, la grajea naranja –lanzada en los 70– es considerada miedosa, por ser la única de relleno crocante y teme en convertirse en la primera en ser consumida por el público. A la verde, estreno de 1997, se le dio una personalidad femenina y coqueta. Y ‘la señora Brown’ –que marcó el regreso del tono marrón original– se lanzó en el Super Bowl del 2012.

En años más recientes se han hecho votaciones entre el público sobre los colores y sabores que quieren. Y la gama es tan extensa que tienen supertiendas, como la del Times Square de Nueva York, donde se consiguen diferentes tonos de lilas, verdes, azules y se ofrecen artículos de merchandising relacionados con esta marca que ha endulzado los paladares de todo el mundo. En cuanto a sabores, uno de los más recientes es el crunchy mint, votado por el público en el 2018.

Otras historias de marcas de comida famosas

- El centenario sabor de las amarenas Fabbri.

-Alfajores Havanna, el dulce souvenir argentino.

- Twinnings, el té de la reina.

- Riedel, el mejor amigo del vino

REDACCIÓN DE CULTURA
@Lilangmartin