Cultura

¿Cuánto tiempo puede durar la comida preparada en la nevera?

¿Cuánto tiempo puede durar la comida preparada en la nevera?

Ante la duda sobre un alimento que lleva tiempo guardado, es mejor no consumirlo. Es la sugerencia de los especialistas, cuando se trata de comidas preparadas, por ejemplo desde el almuerzo, y de las que han quedado sobrantes que se han refrigerado para más tarde.

El consejo es importante porque muchas de las intoxicaciones alimentarias que se dan tienen que ver con esto. A ciertas temperaturas las comidas empiezan a ser caldo de cultivo de bacterias que pueden no alterar su apariencia y si se consumen, pueden generar una desagradable enfermedad por alimentos. 

Es por esta razón que muchos samovares mantienen las preparaciones a temperaturas bajas. No se apaga del fuego del todo, pero sí se mantiene fuera de ese rango de temperatura peligroso para no dar lugar al crecimiento de las bacterias.

Este rango de temperatura peligroso va de los 4,5 grados centígrados a los 60 grados. Por debajo o por encima disminuye el riesgo. Por eso se refrigeran o congelan los alimentos, por eso también, el samovar.

Con esto en mente, expertos como la nutricionista Katherine Zeratsky, de la clínica Mayo en Rochester (Minnesota, Estados Unidos) recomiendan lo siguiente:
La comida que queda después de una celebración familiar debe refrigerarse. Lo mismo que las sobras del almuerzo o, en recetas de largo tiempo de preparación, esas elaboraciones intermedias que exigen espera. 
Carnes, aves, pescados y lacteos deben refrigerarse pronto. 
La comida no debe pasar más de dos horas a una temperatura ambiente o más de una hora a más de 32 grados celsius.
Las ensaladas y frutas deben refrigerarse pronto. 
Si se necesita transportar la comida fría, esta debe ir dentro de una nevera portátil con hielo o bolsas de gel congeladas hasta el momento de servirla.  El plato de comida fría debe estar sobre una cama de hielo o un tazón con el mismo.
Otra recomendación es tener una nevera aparte para las bebidas, porque esta se abrirá en más ocasiones y esto puede afectar la temperatura.
Una comida que ya está caliente se puede mantener así calentándola en una olla a temperatura mínima de 60 grados. Así, por ejemplo, se pueden resguardar hamburguesas o carne después de asadas, mientras se emplean en una reunión grande.

Si se han guardado las sobras de una comida en el refrigerador estas serán consumibles por máximo dos días. Después de este tiempo, aumenta el riesgo de una intoxicación alimentaria.
Si sabe que esas sobras no se consumirán en los próximos dos días, lo mejor es congelarlas de inmediato.
Cuando vaya a consumir lo que ha guardado en la nevera, es mejor recalentar en estufa, horno o en microondas hasta que estos alimentos alcacen una temperatura interna de 74 °C (o 165 ° F).

Redacción de Cultura
@CulturaET