Vida

Yopal, hospitalaria y amable

Yopal, hospitalaria y amable
La ciudad es capital del departamento del Casanare. En los Llanos se respira libertad y esperanza.

Darío Augusto Cardona S*

Yopal (Casanare)

Yopal, fundada por colonos boyacenses en 1915, tiene una población de 200 mil habitantes.

La estancia de Don Elías (hacienda) se convirtió en el origen del poblado. Esta posada ganadera era paso obligado en el camino de arrieros que llevaban el ganado llanero a Tunja y los santanderes.

La historia reciente estuvo ligada al petróleo, que generó un boom económico y luego se marchitó. Esto hizo que los líderes repensaran la ciudad. Hoy es un territorio de nuevos negocios de comercio y turismo.

Se destacan la Tienda de Florentino, dedicada a los sombreros, el Café Tamareño, el Safari Llanero, entre otros.

Para disfrutar del turismo en la calurosa Yopal, con 27 grados centígrados de promedio en temperatura, puede asistir al Mirador de la Virgen de Manare, el parque de las historias de piedra y los parques El Resurgimiento y Francisco de Paula Santander. En aviturismo están Los Garceros de doña Bárbara y Sirivana, y las haciendas ganaderas.

Estos sitios están enmarcados en el carisma de sus habitantes, que al viajero le ofrecen hospitalidad y amabilidad para que se sienta un llanero más.

*La visita a Yopal es cortesía de la Vuelta a Colombia Bicentenario, a la cual fue invitado el fotoperiodista.

Mirador de la Virgen de Manare. Desde la montaña se observa la capital del Casanare.

Los meandros del río Cravo Sur.

El ganado vacuno se alimenta en las extensas sabanas llaneras.

Los Garzeros Sirivana son el lugar donde se crían los polluelos.

El folclor llanero está en la sangre de sus habitantes. Ella es Paula Jiménez quien ejecuta el arpa y hace parte del grupo Contraste.

La granja de Mararay.

Parroquia central de San José, en el parque Francisco de Paula Santander.