Vida

Universidades en crisis, ante el desafío de sobrevivir a la pandemia

Universidades en crisis, ante el desafío de sobrevivir a la pandemia

Con planes de alivios para sus estudiantes y accediendo a líneas de créditos del Gobierno, algunas universidades que atravesaban momentos difíciles antes de la pandemia buscan sobrevivir en un panorama en el que la deserción podría crecer de cara al segundo semestre del año.

consultó con instituciones que se encuentran en estas condiciones y todas señalaron que están a la espera de que el Ministerio de Educación dé más claridad sobre las líneas de financiación anunciadas hace unas semanas, en las que depositan gran parte de su esperanza para mantenerse a flote.

A esto se suman otras medidas internas que cada institución ha tomado para seguir funcionando. Tal vez el caso más sonado en los últimos años es el de la Universidad San Martín. Seis años después de que iniciara la vigilancia del Ministerio de Educación, la institución ha sobrevivido y pudo recuperar muchos de los registros calificados que le fueron retirados en su momento.

Lea también: Icfes realizará por primera vez una prueba de estado de manera virtual

En materia económica, si bien persisten los retos, se evidencian avances. Por ejemplo, su deuda más grande por 162.000 millones con la Dian fue renegociada y se ha venido cumpliendo el pago.

Con el riesgo de que la deserción aumente por los problemas económicos de los estudiantes y sus familias, la San Martín ya tomó algunas determinaciones.

Yezid Orlando Pérez, Vicerrector Académico de la universidad, así lo señaló: “Estamos tratando de contrarrestar este posible impacto con un paquete de beneficios para estudiantes que incluye un porcentaje de descuento sobre el valor de la matrícula”, aseguró Pérez.

Lea también: La radio como el salón de clases en la selva amazónica

Y añadió: “Sabemos que la deserción puede estar por encima de lo que históricamente se ha registrado, pero esperamos con estas medidas que no llegue a ser tanto para que no nos afecte financieramente”.

Otra institución que estuvo envuelta en escándalos fue la Fundación Universidad Autónoma de Colombia (FUAC), que actualmente tiene deudas por 15.000 millones de pesos solo en salarios y de 7.000 millones de pesos en pagos de seguridad social.

El rector Ricardo Gómez señaló a que de los 2.672 estudiantes que actualmente tiene la institución, se estima que solo 2.000 continuarán en 2020-2. Un problema que se suma a la tendencia de los últimos años, en los que el número de estudiantes ha venido en constante descenso.

Lea también: Universidad Autónoma del Caribe cuenta con un nuevo rector

Pese a esto, Gómez considera que la universidad puede sobrevivir a la crisis si se cumplen condiciones como la suspensión de la convención colectiva con el sindicato, señalado por muchos como una de las causas de los problemas actuales.

Por su parte, la Universidad Autónoma del Caribe, en Barranquilla, es otra con dificultades. La institución fue intervenida por el Ministerio y según, la exrectora María Victoria Mejía, su déficit podría aumentar 5.000 millones de pesos cada mes.

El motivo de esto es principalmente la pérdida de estudiantes en los últimos años, problema que podría acentuarse con la emergencia. La estrategia de la Uniautónoma, bajo la administración del nuevo rector Rodolfo Pérez, ha sido lanzar un paquete de 10 nuevos auxilios de cara al siguiente semestre, entre los que se incluye un descuento del 20 por ciento del valor de la matrícula por pronto pago, con lo que se busca mantener a sus estudiantes.

Lea también: ¿Cómo está la educación virtual en Colombia frente a la región?

La Universidad INCCA también enfrenta graves problemas económicos, como la deuda de salarios a sus colaboradores por el periodo entre octubre de 2018 a abril de 2019 (28 de esos docentes y 37 empleados interpusieron acciones legales).

Ante esto, la institución se acogió al Plan Padrino del Ministerio para adquirir experiencia en la virtualidad y poder dar sus programas en el confinamiento. Para ello recibe acompañamiento de la Universidad Cooperativa de Colombia. Adicionalmente, y para evitar la salida masiva de estudiantes, se estableció un plan de alivios que van del 15 al 20 por ciento del valor de la matrícula.

REDACCIÓN EDUCACIÓN - @EducacionET