Vida

Recrean a pie el camino de la colonización

Recrean a pie el camino de la colonización
La experiencia comienza con la lectura del libro Viaje a pie, de Fernando González.

LISET ESPINOZA

MANIZALES

La inmersión no solo se hace desde el periodismo. La literatura también permite sumergirse en una situación y eso fue lo que hicieron 25 personas al recrear el Viaje a pie, que hizo en 1928 el filosofo Fernando González, experiencia que lo llevaría a publicar un año después un libro bajo el mismo nombre y que se convertiría en su obra más representativa.

6:30 a.m. La travesía a pie comenzó temprano el 3 de enero del 2020 teniendo como punto de partida Envigado (Antioquia) y como destino final Manizales (Caldas). El grupo está integrado por expertos en este tipo de trayectos, distancia aproximada de 260 kilómetros, y por novatos. Entre estos últimos está el manizaleño Carlos Arturo Barco, abogado y docente de la Universidad Javeriana de Bogotá, quién describió el viaje por lo caminos de la arriería como algo maravilloso, cultural, histórico, natural, filosófico y literario.

"Mi experiencia comienza con la lectura de la obra. Hay una dimensión filosófica en caminar y tiene mucho significado seguir los rastros de nuestros ancestros colonizadores antioqueños que fueron los que nos dieron la posibilidad de estar en estos lugares del Viejo Caldas y sur de Antioquia. Es una vivencia a todo nivel porque recorremos las montañas que hace 150 años caminaron nuestros ancestros, lo que nos define como caldenses", dijo.

Añadió que González es un filosofo lamentablemente desconocido para la mayoría de ciudadanos e incluso en el mundo académico es de los pocos estudiados, al que define como un gran pensador del siglo XX. "El relato es muy profundo sobre la naturaleza humana, sobre las reflexiones filosóficas del viaje de este joven escritor que coincidió con la ruta de la colonización antioqueña. Lo que dice en el libro es importante desde el estudio filosófico y para quienes somos de la región caldense, del viejo Caldas y de Antioquia", anotó.

Más que caminar

4:00 p.m. Las jornadas finalizaban en la tarde. El sol acompañó cada estadía y el agua ayudó a hidratar el recorrido que en algunos tramos cortos no pudo ser a pie porque el camino original de la colonización ya no existía, pues hay 92 años de diferencia entre el viaje de González y el de los caminantes, por lo que se valieron del popular bus escalera o el yip, medios de transporte utilizados en la zona rural, para recrear lo vivido por el autor.

Caminería Colombia en asocio con la Corporación Otraparte, entidad que se encarga de mantener viva la obra de González, realiza cada año, desde el 2009 estos recorridos. Julio Hernán Calle Correa, coordinador del excursionismo, expresó que aprovechan el verano para hacer lo que denomina una caminería literaria, pues va más allá del simple caminar. "Esto se llama excursionismo literario el cual pretende hacer no solo una interpretación del paisaje, sino agregarle lo literario, entonces Viaje a pie es una carta de navegación en la que nos basamos día a día en cada lugar donde pernoctamos para integrarnos con las comunidades respectivas", indicó.

Añadió que lo que más valoran es la interrelación con las comunidades porque, según él, de alguna manera velan porque las economías comunitarias se revitalicen, los pobladores cuentan sus historias de cómo viven, sus problemas, mientras que ellos les cuentan quienes son, por qué están ahí y para dónde van.

10 días de trayecto

5:00 p.m. El viaje a pie culmina 10 días después, es decir el 12 de enero, en el Monumento a Los Colonizadores, ubicado en el barrio Chipre de Manizales y que evoca la fundación de la ciudad producto de la colonización antioqueña.

Jesús Antonio Camacho, antropólogo y coordinador del área logística, académica y de relaciones públicas del grupo Caminería Colombia, manifestó que lo que viven es una experiencia que les ofrece los viejos caminos, un aprendizaje por inmersión que permite tener una mirada actual de los territorios. "Fernando González fue juez del Tribunal Superior en Manizales y luego del Circuito de Medellín en donde conoce a su secretario, Benjamín Correa, con quien recorre caminando varios pueblos de Antioquia, Caldas y Valle. Su libro es un ensayo filosófico político que habla de la Colombia que existía en ese tiempo".

Cabe anotar que ese texto en 1929 fue prohibido bajo pecado mortal por el arzobispo de Medellín, Manuel José Caycedo y al año siguiente la decisión la ratificó el arzobispo de Manizales. Luego, en el 2006, el expresidente Álvaro Uribe Vélez firmó la Ley 1068, por la cual la Nación exalta la memoria, vida y obra del filósofo y declaró bien de interés público y cultural de la Nación, la Casa Museo Otraparte, en Envigado, donde vivió el escritor.

Dato

Quienes quieran participar deben estar comprometidos con la actividad física. Mínimo deben caminar entre 8 y 10 kilómetros porque las jornadas son extensas. Requiere de un atuendo especial para emprender el viaje. Para mayor información consulte la página web www.camineriacolombia.blogsport.com o al correo [email protected]