Vida

'Puerta al Infierno': por qué no deja de crecer este cráter en Rusia

'Puerta al Infierno': por qué no deja de crecer este cráter en Rusia

En Siberia, una de las regiones más apartadas de Rusia, conocida por su extensión y sus condiciones climáticas extremas, se esconde uno de los fenómenos geológicos más impresionantes del planeta.

Se trata del cráter de Batagaika, situado en Siberia, al que se le conoce como la Puerta del Infierno. Es una estructura geológica que comenzó a crearse en 1960 y sigue creciendo año tras año. Los científicos confirman que es imposible que se cierre de forma natural. (Lea: Los habitantes de la isla Mauricio ayudan a frenar desastre ambiental)

Puerta del infierno

En el 2008 se registró una serie de grandes inundaciones que acabaron aumentando el de por sí enorme tamaño de la depresión.

En su cuenta de Twitter, Mar Gómez, doctora en Ciencias Físicas y meteoróloga, explicó que en 1960 tuvo lugar una gran tala  del bosque. "Esta rápida desforestación implicó que en los meses de verano el terreno dejó de estar protegido por la sombra de los árboles, haciendo que se hundiera", escribió.

(También: Santurbán y el proyecto minero que intenta llegar a Santander)

Este hundimiento de tierras  continúa hoy.  La física aseguró que el proceso se ha acelerado con el aumento de la temperatura de la Tierra que ha derretido el permafrost, la capa de terreno permanentemente congelada que se encuentra en regiones frías del planeta bajo el suelo activo que pisamos, haciendo que el suelo ceda. "En 2008 hubo además unas grandes inundaciones que aumentaron el tamaño de la depresión", dijo.

Puerta del infierno

Mientras la temperatura siga subiendo, la Puerta del Infierno seguirá creciendo.

Así las cosas,  el aumento de las temperaturas y la tala ha provocado que la pared del cráter haya crecido a un promedio de 10 metros por año en la última década. En años más cálidos, el crecimiento ha sido incluso de hasta 30 metros por año, según un estudio de Frank Gunther y colegas del Instituto Alfred Wegener en Potsdam, Alemania, que han monitoreado el sitio por satélite durante una década.

(Le podría interesar: Hallan coronavirus en el aire a casi cinco metros de un paciente)

Actualmente la Puerta al infierno mide 1 kilómetro de largo, 800 metros de ancho y hasta 100 metros de profundidad, y sigue creciendo. "El problema es que las temperaturas siguen subiendo, el cambio climático no se frena y la Puerta del Infierno se hace cada vez más grande", explicó Gómez. 

Por otro lado, los científicos han advertido que este cráter es también  una ventana única al pasado, ya que aquí se encuentra un registro detallado de 200,000 años de historia del clima de la Tierra. Restos de árboles, polen y animales revelan que antiguamente la zona fue un bosque denso. Tal como lo explicó Julian Murton, profesor de Ciencia del Permafrost en la Universidad de Sussex en Inglaterra a la BBC.

La puerta del infierno

El cráter reveló restos de antiguos árboles. La zona estuvo densamente poblada en el pasado.

REDACCIÓN MEDIOAMBIENTE