Vida

Perro que fue maltratado por su dueño será devuelto a su abusador

Perro que fue maltratado por su dueño será devuelto a su abusador

Chat, un bulldog francés, se hizo viral en redes sociales en el mes de agosto, luego de la publicación de un video en el que su dueño lo maltrataba.

 En las imágenes, un hombre en un balcón le daba varias cachetadas al perro y lo sacudía con fuerza en repetidas ocasiones.

Gracias a la difusión masiva de las imágenes, el Instituto de Protección y Bienestar Animal de Bogotá (Idpyba) rescató al can. Más tarde, fue adoptado por Camila Yepes y Juan Sebastián Ospina, dos ciudadanos que quedaron conmovidos con la historia del perro.

La pareja rebautizó a la mascota como Lucky y le brindó un nuevo hogar.

(Siga leyendo: 427 animales rescatados en Bogotá fueron liberados en la costa Caribe).

No obstante, Lucky o Chat deberá regresar con su dueño anterior, ya que la Inspección de Policía encargada del caso falló a favor del hombre que lo golpeó.

De acuerdo con la Ley 1774 de 2016, es esta entidad la que debe determinar si hubo o no maltrato animal a partir de los informes presentados por el Idpyba.

“El Idpbya informó que había emitido un concepto negativo sobre las condiciones del canino. Sin embargo, el fallo de la Inspección indica que el dueño se arrepiente de castigar al perro dándole cachetadas, como consta en el video, y que el médico veterinario del Idpbya no reportó una lesión o herida por los golpes mencionados”, expresó la Personería de Bogotá.

En respuesta, el Idpbya señaló que “lamenta la decisión de devolver el animal a su propietario”, pero que, en este caso, “no cuenta con la facultad para presentar directamente un recurso de apelación contra el fallo”.

(Puede leer: Indignación por niño que arrojó a perrita por un abismo en Tolima).

(Si nos visita desde la app vea la publicación aquí).

Ante la decisión, Camila Yepes y Juan Sebastián Ospina publicaron un video en redes sociales rechazando la decisión. “Entregamos a Lucky debido a que no tenemos las herramientas suficientes para luchar por este caso”, dijeron.

“No había nada que nos amparara. El perrito debía volver a su hogar porque todos los entes de control rechazaron los derechos de petición que se hicieron”, añadieron.

De igual forma, la pareja comentó que, “lastimosamente, hubo fallos desde el inicio del proceso. (...) Como lo dijo la Personería, si no se evidencia maltrato físico, es decir, que el perro esté gravemente herido, entonces no es maltrato”.

(Además: La importancia de educar sobre el cuidado animal).

(Si nos visita desde la app vea la publicación aquí).

En una publicación anterior, la pareja manifestó que, cuando recibieron al cachorro, tenía las uñas mal cortadas y con rastros de sangre. También, señaló, tenía los bigotes cortados y temblaba cuando intentaban acercarse a él.

“Un animal no es un objeto. Un animal debe ser respetado como cualquier otra vida y no tiene que volver a un hogar, donde ha sido maltratado, bajo ninguna circunstancia” concluyó la pareja.

Tendencias