Vida

Oriónidas: cómo ver la lluvia de meteoros que iluminará el cielo

Oriónidas: cómo ver la lluvia de meteoros que iluminará el cielo

La llegada del décimo mes del año coincide con un fenómeno astronómico. El pasado viernes 2 de octubre comenzó la llamada lluvia de Oriónidas y se extenderá hasta el 7 de noviembre (teniendo su pico máximo de visibilidad del 21 de octubre).

Se trata de un fenómeno caracterizado por el movimiento de los meteoros oriónidos, asociados a la estela del cometa Halley, que viajan a gran velocidad y arrastran escombros incandescentes, por lo que en el cielo se observará un recorrido brillante de estos cuerpos celestes pequeños.

Las oriónidas se caracterizan por su brillo y su velocidad. Estos meteoros son rápidos: se desplazan a 66 kilómetros por segundo en la atmósfera de la Tierra.

(Le puede interesar: ¿Por qué será especial la luna llena de Halloween?)

Esta lluvia de estrellas está asociada al cometa 1/P Halley, que orbita alrededor del Sol cada 76 años. Desde la Tierra fue visto por última vez en 1986 y podremos volver a observarlo recién en 2061. Sus partículas, como la de distintos cometas, se disuelven en la atmósfera y dejando ese destello que podemos apreciar en la actualidad.

El cometa 1/P Halley recibe su nombre por el astrónomo Edmond Halley, que llegó a la conclusión de que algunos cometas regresan aproximadamente cada 76 años y sugirió que todas las observaciones podrían tratarse del mismo cuerpo celeste. Es uno de los objetos menos brillantes del sistema solar y mide 16 kilómetros de largo, 8 de ancho y 8 de alto.

(Vea también: 'Avispón asesino' gigante se escapa tras ser capturado por científicos).

Este evento se repite todos los años a mediados del mes de octubre y se puede observar desde el Hemisferio Sur pasada la medianoche y hasta el amanecer.

¿Cómo conviene observar la lluvia de meteoros?

Para poder contemplar el espectáculo astronómico que nos regalan las oriónidas, desde la NASA ofrecen una serie de recomendaciones. Aquí, una lista de lo que hay que tener en cuenta:

Ubicarse en un área descampada, preferiblemente lejos de la ciudad o las luces de alumbrado público.
Llevar una manta o lona.
En el hemisferio norte, ubicar los pies apuntando al sudeste.
En el hemisferio sur, ubicar los pies apuntando al noreste.
Tener en cuenta que al ojo le toma unos 30 minutos adaptarse a la oscuridad. Después de ese plazo se pueden contemplar los meteoros.
Ser paciente: el espectáculo dura hasta el amanecer y hay suficiente tiempo para observar el fenómeno.