Vida

"Nuestro sueño es construir una unidad de quemados": Fundación Inti

La actriz venezolana María Luisa Flores fue víctima de quemaduras hace nueve años por una explosión en su cocina y con ayuda de la doctora Jennifer Gaona recuperó su cuerpo. A partir de allí surgió el deseo común de ayudar a las sobrevivientes de quemaduras y cumplir su sueño de crear una unidad de atención.

Para lograrlo se encuentran realizando hoy miércoles un ‘Banquete del alma para el alma’, una cena dedicada a sobrevivientes de quemaduras para recolectar fondos e iniciar la construcción de la unidad a final de año

La actriz asegura que “en el país hay un déficit en la atención a las personas víctimas de quemaduras y queremos contribuir a solucionar el problema. La fundación Proyecto Unión va a construir un hospital pediátrico en Tocancipá (Cundinamarca) y nos dieron un terreno para hacer la unidad”.

A inicios de abril también lanzaron una tienda con ropa quemada. “Era un mensaje para mostrarle a la gente lo que sentiría una persona que se quemó pues la ropa se puede botar a la basura pero la piel no”, aseguran las fundadoras.

Aunque la unidad está pensada para niños, a la fundación pueden acceder personas de cualquier edad. Según Jennifer Gaona, médico y fundadora, “pueden llamar a la directora de la fundación, Adriana Liévano, luego ella agenda una consulta de valoración conmigo y se determina qué necesita: cirugía, lycra, láser, terapia psicológica, y se hace el plan de trabajo con ese paciente”.

Uno de los tratamientos, ideados por Gaona junto con dos cirujanos plásticos, es un cultivo celular que puede cubrir cualquier tipo de heridas. Un modelo colombiano patentado en cinco países en el que se “toma un pedazo de piel y sangre detrás de la oreja del paciente, se lleva al laboratorio y ahí se crean las láminas de piel”, explicó la fundadora.

Otro de los procesos es que los menores de 18 años reciban tratamiento médico en el Hospital Shriners para Niños en Estados Unidos. Según cifras de la fundación han enviado a 8 niños entre ellos Santiago, quien se encontraba en un hospital sin unidad de quemados y logró recibir tratamiento gratuito. “Recuerdo que el papá de Santiago nos dijo ‘ustedes nos devolvieron a mi hijo’”, concluyó FloresREDACCIÓN VIDA