Vida

Lo que generó la suspensión indefinida de clases en la U. Pedagógica

Lo que generó la suspensión indefinida de clases en la U. Pedagógica

Viernes 15 de noviembre. Estudiantes y el rector de Universidad Pedagógica se reúnen en una mesa de diálogo para tratar de solventar una serie de bloqueos que se han presentando en la institución académica desde el 22 de octubre.

Los cierres, realizados por los propios estudiantes y que han impedido el desarrollo de las actividades académicas, se han realizado por una serie de peticiones que han exigido los jóvenes a las directivas de la institución. Precisamente, eso era lo que se estaba discutiendo ese viernes; sin embargo, la situación se salió de control a tal punto que el rector de la universidad, Leonardo Martínez, debió salir escoltado del reciento.

"Durante la realización de la mesa de diálogo un grupo de manifestantes golpeaba violentamente las puertas del recinto, se rompió un vidrio de la rectoría y se gritaban groserías permanentemente (...). El rector fue objeto de abusos verbales, señalamientos directos, gritos y agresiones que lesionaron la dignidad y pusieron en riesgo la integridad de todos los colaboradores y directivos allí presentes", informa la Pedagógica en un comunicado. 

En medio de su huida, Martínez trato de resguardarse en un restaurante pero los estudiantes se lo impidieron. Luego intentó llegar a la carracas con 72 en su carro, pero tampoco fue posible. Finalmente, el académico fue hostigado por un grupo de jóvenes mientras estaba resguardado en su carro, según cuenta José Gregorio Cárdenas, líder estudiantil de la Universidad Pedagógica.

Leonardo Martínez, rector de la institución, denuncia que ha recibido amenazas en su contra a través de redes sociales.

"Frente a estos hechos, el Consejo Académico el día viernes (15 de noviembre) se reunió de manera extraordinaria y decidió, por amplia mayoría, la suspensión del calendario académico en las actividades de docencia, incluyendo trabajos de grado y prácticas Pedagógica en todas las instalaciones de la universidad. Esta decisión se tomará de manera indefinida hasta que hayan condiciones que garanticen la seguridad, la vida, la integridad y la dignidad de la comunidad universitaria", indica Martínez en rueda de prensa.  

El académico señala que interpondrá las denuncias correspondientes, porque "se presentaron ataques a servidores públicos". Con la suspensión de las actividades académicas se presenta una "afectación pero buscaremos reprogramar lo que hace falta del semestre para no perjudicar a los más de 8.000 estudiantes", agrega. 

Cárdenas, el líder estudiantil, dice que durante la mesa de diálogo se tocaron 11 puntos, de los cuales hubo consenso en 8. Las protestas, según el joven, se originaron por el artículo 11, presente en las resoluciones de vinculación de los profesores ocasionales y catedráticos. 

"En caso de presentarse situaciones o hechos que impiden el cumplimiento del calendario académico que conlleven a la suspensión del mismo por parte del Consejo Académico, se procederá (...) a que el rector podrá dar por terminada la vinculación de docentes vinculados (...), sin lugar a indemnización alguna", dice el artículo. 

Para el líder estudiantil esa directriz afectaría a más "del 80 por ciento de los docentes y tendrían que buscar otro trabajo al finalizar el año (...). Hago un llamado para retornar al diálogo, a retomar las clases con garantías y exigirle al rector derogar el artículo 11", plantea Cárdenas. 

El rector, entre tanto, señala que hay otras peticiones estudiantiles. "Hay unos puntos bastante sensibles. Por ejemplo, pedían la renuncia de un vicerrector porque él interpuso unas quejas para oponerse a la violencia en el campus (...). Otro punto es que la universidad viene tomando unas medidas frente al ingreso a las instalaciones, como por ejemplo el cambio de carnet y también estaban pidiendo el acceso total por todas las puertas", dice el rector, agregando que están abiertos al diálogo

EDUCACIÓN