Vida

Juez ordena el reintegro de la profesora Cadahia a la U. Javeriana

Juez ordena el reintegro de la profesora Cadahia a la U. Javeriana

Un juez del Juzgado Cuarenta Municipal de Bogotá falló a favor de Luciana Cadahia, profesora de la facultad de Filosofía de la Universidad Javeriana, declarando improcedente su despido de la institución académica.

El pasado 28 de mayo Cadahia anunció en sus redes sociales que la universidad decidió dar por terminado su contrato laboral sin justa causa, por lo que decidió establecer una acción de tutela. En dicho documento, la docente asegura que la decisión adoptada por la Javeriana obedece a razones de "discriminación de género y sus ideas políticas". 

El juez Iván Real Gonzáles dice en su sentencia, de primera instancia, que si bien la decisión de la institución académica se ampara "en el artículo 64 de la norma laboral que faculta al empleador para que termine su vínculo laboral con su empleado, no le es posible pasar por alto (..:) un análisis particular del caso para establecer si los motivos de la desvinculación son objetivos o si, por el contrario, hubo conductas de discriminación, asunto que involucra temas como los límites de la autonomía universitaria". 

Gonzáles afirma que si bien la autonomía universitaria permite a cada institución elegir libremente su filosofía y la manera cómo funciona administrativamente, no se deben olvidar los derechos fundamentales de sus trabajadores y estudiantes, así como la libertad de cátedra y perspectiva de género

Todo esto teniendo en cuenta que la profesora Luciana argumentó que su desvinculación de la Javeriana se dio por motivos de discriminación y por ser una activista progresista, feminista y que abiertamente realizaba críticas al actual gobierno colombiano. 

La Universidad Javeriana, entre tanto, se ha defendido asegurando que "los reproches de la accionante son suposiciones carentes de pruebas, que la razón objetiva del despido sin justa causa se encuentra contemplada en la ley".

La institución, además, aduce otras razones que llevaron a la finalización del contrato de la docente. "No se presentó por parte de la profesora Cadahia el examen requerido del idioma inglés; existía una percepción objetiva de una persona ajena a la vida ordinaria de la facultad, pues era renuente a participar en actividades de la facultad; y ella no estaba comprometida con la misión y proyecto educativo de la facultad", se lee en la sentencia

No obstante, el juez encargado le halló la razón a Cadahia y asegura "que no resulta desproporcionado intuir que el despido sin justa causa de la actora tiene matices de discriminación y que éste se tornó como un medio coercitivo para acallar sus reproches hacia la institución educativa por considerar desigual el trato de esa universidad frente a las mujeres, conducta que pone en riesgo la libertad de expresión (...)", se lee en la sentencia.

El juez continúa: "como política de prevención y protección a la violencia de género y en armonía con el marco de los principios constitucionales, le corresponden a este juez constitucional el amparo de los derechos a la no discriminación y a la libertad de expresión de la accionante". 

En ese sentido, la Universidad Javerina deberá reitengrar a la profesora al cargo que ocupaba al momento de su desvinculación, por el lapso que resta para concluir el término de su contrato. La institución tendrá un plazo de 48 días para hacer efectiva tal decisión. Además, deberá reconocer los salarios de la profesora desde que fue desvinculada. 

La universidad, según el fallo, podrá apelar a la decisión en un lapso de tres días desde que fue presentado el fallo (15 de agosto). 

EDUCACIÓN