Vida

Indígenas culpan a gobierno de Brasil y Bolivia por crisis ambiental

Indígenas culpan a gobierno de Brasil y Bolivia por crisis ambiental

En medio de la catástrofe ambiental de Brasil, los Pueblos Indígenas de la cuenca Amazónica declararon responsables a los gobiernos de Jair Bolsonaro y de Evo Morales "por la desaparición y genocidio físico, ambiental y cultural que se presenta actualmente en la Amazonia", en una carta pública.

Aseguran que desde hace años han advertido sobre la necesidad de cambiar las prioridades en los Objetivos de desarrollo sostenibles, con el fin de enfocar los esfuerzos sociales, culturales, políticos y económicos en la protección de la vida y del territorio de toda la humanidad. Sin embargo, los avances son pocos.

La carta señala que los gobiernos de Brasil y Bolivia demuestran su "falta de interés, negligencia, racismo y discriminación estructural en contra de la vida y la integridad de los Pueblos Indígenas". También, que buscan favorecer los intereses de grandes grupos económicos, que quieren convertir la Amazonia en lotes para megaproyectos agropecuarios, mineros, represas y proyectos energéticos.

Llaman la atención sobre el hecho de que los mandatarios Jair Bolsonaro y Evo Morales señalan a organizaciones indígenas y sociales y las responsabilizan de los daños "que causan sus políticas económicas". Que, además, gobiernos como los de Bolivia y Brasil "favorecen la extracción indiscriminada de la biodiversidad y el desconocimiento de los derechos humanos de los Pueblos Indígenas reconocidos por convenios internacionales".

En la comunicación solicitan que la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos y la Relatora Especial sobre los Derechos de los Pueblos indígenas ante las Naciones Unidas se pronuncien sobre la necesidad de adoptar medidas inmediatas para atender esta emergencia y formular medidas de carácter internacional para prevenirlas en el futuro. 

"Llamamos y convocamos a la unidad y solidaridad de todos los Pueblos Indígenas del Abya Yala y del mundo para acompañar, denunciar y ponerle fin al genocidio y ecocidio que están padeciendo los pueblos los territorios ancestrales milenarios de los pueblos indígenas de la Cuenca Amazónica", termina la carta. 

La situación es crítica. Los focos de incendios forestales en Brasil han aumentado en lo que va del año 83 por ciento respecto al mismo periodo de 2018, debido a las quemas de la región amazónica potenciadas por la temporada seca, con espesas nubes de humo que en los últimos días cubrieron varias ciudades. Entre enero y agosto de 2019 se han registrado 72.843 focos, frente a 39.759 en el mismo lapso del año pasado.

El aumento marca un revés después de dos años de retroceso del indicador, según datos del Programa de Quemas del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE). La cifra es la mayor desde 2013. 
CON INFORMACIÓN DE AFP