Vida

Incertidumbre como motor para crear, finalizó festival virtual de teatro

Incertidumbre como motor para crear, finalizó festival virtual de teatro
Realizado desde el lunes por la Red Eurolatinoamericana de Artes Escénicas (Redelae).

Manizales

Ocho obras se encargaron de culminar ayer el festival virtual de teatro realizado desde el lunes por la Red Eurolatinoamericana de Artes Escénicas (Redelae). Crear confinamiento “El volar es para los pájaros” le puso fin a los conversatorios.

Este último diálogo virtual tuvo como invitados al mexicano Mario Espinosa, director teatral de Ciudad de México, quien planteó que ante la pandemia quienes están dedicados a las artes escénicas se mueven más en la incertidumbre, pues el sector ha sufrido un impacto fuerte por la situación.

Sin embargo, acepta que algunos se han adaptado a las circunstancias para seguir presentes. “Algunos suben trabajos a la red, otros los han hecho y más allá de que se cuestione o no si es teatro, lo importantes es que lo hacen. Por ejemplo, Área 51, una compañía de Jalapa, tenía un espectáculo de monólogos y lo que hizo fue hacer que la gente comprara su boleto y ofrecerle un monólogo personal, una experiencia mediada por la tecnología y eso es interesante”, comentó.

Otro invitado fue el colombiano Fabio Rubiano, director del Teatro Petra. Para él, el encierro no es un problema para las artistas, pues en esas se la pasan, sea porque están en talleres, en función o en ensayo. “La verdadera dificultad es lo que pasará después de que termine el confinamiento. Ahí empieza el problema de público, de circulación y de producción. Mi esperanza está en que la gente sabe que el arte fue el compañero en este tiempo, y los hizo mantener una vida más tranquila. Tengo la esperanza de que el público vuelva, pero con todos los elementos de bioseguridad”, anotó.

Para Gabriel Calderón, dramaturgo, actor y director teatral de Uruguay, el sobrevivir y ser empujado fue lo que necesitó en esta época para crear, no porque no tuviera ideas o voluntad, sino porque le costó motivarse, “es algo personal, soy como esos pájaros que la madre tiene que empujar para que vuelen”.