Vida

El nuevo modelo de acreditación de alta calidad en universidades

El nuevo modelo de acreditación de alta calidad en universidades

Las reglas de juego para las acreditaciones de alta calidad para universidades y programas académicos en el país cambiaron, luego de un acuerdo firmado por el Consejo Nacional de Educación Superior (CESU) que actualiza el proceso.

Con este acuerdo se cambian, entre otras cosas, los criterios de evaluación que se tienen en cuenta para otorgar la acreditación, así como los tiempos de duración de las mismas.(Lea también: Educación virtual: las carreras preferidas de los colombianos)

También se busca pasar de un modelo en el que se aplicaban los mismos estándares a todas las universidades, a uno en el que se tengan en cuenta las diferencias de cada institución en cuanto a su carácter misional, énfasis académico y la región en la que opera.

El nuevo documento fue aprobado por el Consejo Nacional de Educación Superior (CESU), la máxima autoridad de orientación de políticas del sector, el cual está conformado por rectores de universidades públicas y privadas, así como de instituciones de formación para el trabajo; también, por representantes estudiantiles, de docentes y del gobierno, incluyendo a la ministra, María Victoria Angulo.

(Lea también: Denuncian cobro elevado por retirar alumnos de reconocido jardín)

La funcionaria, quien además preside el CESU, expresó: “Este Acuerdo, que materializa el proceso de construcción colectiva de los actores del Sistema de Aseguramiento de la Calidad, llega en un momento oportuno para el sector, y es muy importante seguir trabajando de manera articulada con todas las instituciones e instancias que hacen parte del de la Educación Superior y con el apoyo del CESU, órgano máximo que nos permite acompañar las decisiones clave del Sector”.

Uno de los principales cambios de este nuevo modelo, que aplica tanto para instituciones en general como para programas académicos en general, es el tiempo por el cual se otorga la acreditación, el cual pasa a ser de periodos de 6, 8 o 10 años (anteriormente el mínimo era de 4 años).

Por otro lado, solo podrán postularse programas con al menos ocho años de antigüedad. En el caso de acreditación institucional, el periodo de funcionamiento debe ser de al menos cinco años.

(Lea también: ‘Jardines infantiles del ICBF seguirán cerrados’)

Así mismo, se incluyen nuevos criterios de evaluación a tener en cuenta para el otorgamiento de la certificación. Estos incluyen temas como Identidad, Gobierno Institucional y Transparencia.

Una de las principales novedades tiene que ver con la distinción de dos procesos de acreditación de alta calidad de manera diferenciada: la primera, para el caso de las instituciones o programas que centren toda su oferta en una sola ciudad.

La otra es denominada ‘Multicampus’ y es para aquellas universidades y carreras que cuenten con diferentes sedes en el país. Las instituciones puede optar por certificar cada una de sus sedes por separado y realizar una acreditación integrada de manera progresiva.

(Lea también: Universidad ECCI hace 'donatón' para ayudar a estudiantes necesitados)

Finalmente se establece un régimen de transición para los casos en que las acreditaciones actuales están próximas a vencer, para que puedan preparar su renovación bajo las nuevas reglas. También se señalan condiciones especiales para los procesos que dieron inicio antes del 1 de julio de 2020.

REDACCIÓN EDUCACIÓN - @EducacionET