Vida

Diez propuestas para conocer todas las caras de Colombia

Diez propuestas para conocer todas las caras de Colombia

Nuestro país es fabuloso, y las agencias internacionales y las guías de turismo lo están descubriendo, encantados. Periódicamente, en las listas que proponen las revistas y los periódicos especializados aparece Colombia como destino aconsejado. Incluso algunas guías famosas de viajes reconocen haber sido injustas con nuestro país y que tarde han venido a darse cuenta de la belleza de nuestro territorio y, sobre todo, de la variedad de sus encantos. Propongo a mis compatriotas diez lugares dignos de visitarse y que pueden visitarse. Son diez, pero podrían ser centenares porque las cinco zonas geográficas del país y sus 59 parques nacionales naturales abundan en lugares de mágico encanto.

(Le puede interesar: Los cinco destinos que no se debe perder en el 2021).

El Hato La Aurora

El Hato La Aurora, en Casanare. Es el paraíso de la fauna en Colombia. Se llega por Yopal.

1. Un río: el Inírida que nace en el Guaviare y atraviesa el departamento del Guainía, palabra que significa “territorio de muchas aguas”. El Inírida tiene la magia de los Cerros de Mavecuri, cuatro raudales hermosos: Zamuro, Kualet, Morroco y la Danta y uno de sus afluentes, Caño Mina, forma la bellísima cascada de Raudal Alto.
Las piedras redondeadas de las orillas del río se prestan para bellas fotografías. En avión se viaja hasta Puerto Inírida.

2. Una Playa: El Almejal en Bahía Solano. Es quizás el mejor lugar para observar delfines y ballenas Jorobadas. El avión lleva hasta Bahía Solano y una carretera de 13 kilómetros acerca al pueblo de El Valle. Allí se abren dos playas, hacia el sur la Larga que llega hasta los linderos de la ensenada de Utría y la del Almejal hacia el norte. En la cabecera de esta se encuentra el Ecolodge El Almejal, entre el mar y la selva. Este hotel ha ganado muchos premios por su armonía y sostenibilidad con el medio ambiente. Los visitantes pueden conocer un tortugario, en el que el dueño salva cada año centenares de tortugas.

3. Un pueblo: La Playa de Belén, uno de los pueblos más bellos de Colombia. Se encuentra en Norte de Santander. El pueblo forma parte de la Red de Pueblos Patrimonio de Colombia. Las casas blancas, las calles empedradas, la paz que reina en el ambiente y el Área Natural Única de los Estoraques que queda en los predios del pueblo lo convierten en Monumento Nacional.

4. Un Páramo: el de Santurbán. Sus muchas lagunas y sus valles de frailejones dan nacimiento a numerosos ríos. En sus roquedales anidan cóndores. Los bumangueses lo defienden a capa y espada porque en su territorio nace el agua de muchas ciudades de Santander. Una de sus entradas es por el municipio de Mutiscua.

5. Un Parque Nacional: Otún-Quimbaya. Se encuentra a orillas del río Otún. Se entra por Pereira hasta La Florida y luego se hace una agradable caminata. Bellos bosques y cascadas, abundante fauna: águilas, monos aulladores, dantas, osos de anteojos. Hay alojamiento con reserva.

6. Un paisaje campestre: el del sur de Nariño con centro en Ipiales. Las cuadrículas del minifundio son de idílica belleza. Los pueblos, además de Ipiales son: Carslosama, Cumbal, Guachucal, Aldana, Pupiales, Gualmatán y Túquerres. Todos están unidos por carretera.

7. Una Reserva de la Sociedad Civil: el Hato La Aurora en Casanare. Es el paraíso de la fauna en Colombia: jaguares, pumas, venados, zorros, osos hormigueros, lapas, matos, zorros, iguanas, tortugas, puercos salvajes, anacondas, tamandúas… y 350 especies de aves. Los animales se mezclan con el ganado en las sabanas. Hay alojamiento. Se llega por Yopal.

8. Un Bosque: Toche, entre Quindío y Tolima, se llega por carretera desde Salento. El pueblo se encuentra en un pliegue de la cordillera. Posee el bosque de palmas de cera más grande y hermoso de Colombia, con 600.000 árboles. Es la palmera más alta del mundo. Alcanza los 60 metros. Allí se encuentra el Volcán Machín. Hay baños termales. Por el camino real que viene de Ibagué al Quindío pasaron Bolívar y Humboldt.

9. Una montaña: El volcán Azufral. Desde Túquerres una carretera lleva hasta casi el borde del cráter al que se puede bajar por una escalera. Una laguna de color verde esmeralda, de impresionante belleza ocupa la mitad del cráter. En las laderas del cráter hay fumarolas que expelen gases azufrados. Desde el borde del cráter las fotos de la laguna figuran entre los más bellos paisajes del país. Detrás del volcán se
levanta el impresionante pico rocoso que parece horadar el cielo y que se llama Gualcalá o dedo de Dios.

10. Una isla: Gorgona. Con su vecina Gorgonilla y el mar circundante forma el Parque Nacional Natural del mismo nombre. Allí desembarcó Pizarro en su viaje al Perú y varios de sus soldados murieron mordidos por serpientes, de allí proviene su nombre. Gorgona era una mujer de la mitología griega que en vez de cabellos peinaba serpientes. La isla fue prisión que hizo mucho daño a su inmensa riqueza natural e hídrica. Es paraíso para buzos. sus playas son hermosas. A Guapi se llega por vía aérea y de allí a la isla se viaja en lancha, son tres horas.