Vida

Destinos imperdibles de Perú, la joya suramericana

Destinos imperdibles de Perú, la joya suramericana

Perú es un destino de referencia para todo viajero. Y si bien Machu Picchu, Cuzco o Arequipa son lugares que han cautivado a viajeros del mundo entero –y que aún hoy captan el interés y sorprenden por su belleza–, lo cierto es que la diversidad de paisajes no se agota allí. Otras opciones como reservas naturales, el Amazonas o el complejo arqueológico de Kuélap convierten al país en un destino ideal para repetir una y otra vez, y para explorar en viajes cortos.

Los colombianos pueden conectarse fácilmente con esta variedad de destinos gracias a las 81 frecuencias semanales hacia Lima y siete hacia Cuzco, operadas por Avianca, Viva Air y Latam.

Compartimos una breve guía para descubrir, una y otra vez, un país que lo tiene todo.

Amazonas
Kuélap

Fortaleza de Kuélap.

En el norte de Perú, el departamento del Amazonas es hábitat de orquídeas, osos andinos y gallitos de las rocas. En sus diferentes destinos hay planes arqueológicos, culturales y de aventura. Uno de los sitios que han ganado gran reconocimiento entre los viajeros es Kuélap. Se dice que este complejo arqueológico, casa de la cultura preinca chachapoyas, que se extiende a lo largo de 7 hectáreas, empezó a construirse en el siglo IX. La Fortaleza de Kuélap está a 3.000 metros sobre el nivel del mar e impacta a los viajeros por sus grandes murallas, de aproximadamente 20 metros de altura.

Otros sitios para ver: Catarata de Gocta, Mausoleos de Karajía y el sitio arqueológico de Revash.

Ica
Ica

Desierto de Ica.

La capital homónima de este departamento –en el oriente del país sobre la costa– ha sido descrita como un oasis en medio de las pampas desérticas del Perú. Ideal para el turismo de aventura y de playa, es también la zona de las líneas de Nazca y de la laguna de Huacachina, un oasis que tiene un espejo de agua y que puede recorrerse con pedalones (triciclos acuáticos) y kayak.

En el valle de Ica se cultiva la vid. Por eso, las rutas del vino permiten conocer y probar los espirituales piscos y vinos en bodegas. Lugares como Vista Alegre (a 3 kilómetros de la ciudad de Ica) muestran sus procesos para la fabricación de los licores, así como los viñedos.

Otro importante atractivo natural del departamento es Paracas, ideal para amantes de la naturaleza y de las playas. Aquí está la Reserva Nacional de Paracas, un lugar en donde, además de la belleza paisajística, se pueden descubrir los restos arqueológicos de la cultura Paracas y una variedad de fauna marina. A 18 kilómetros desde la playa El Chaco (2 horas en deslizador), se llega a las Islas Ballestas, Piedra Redonda, Tres Marías y San Gallán, que todas juntas reciben el nombre de Islas Paracas. Son dueñas de una interesante diversidad y belleza natural que merecen ser visitadas.

Arequipa
Arequipa

Artesanías en Arequipa.

La Ciudad Blanca (llamada así por el uso de la piedra volcánica sillar) tiene interesantes iglesias y conventos que guardan historias y secretos de la cultura peruana. Son imperdibles el monasterio de Santa Catalina, que tiene un estilo neoclásico, así como los conventos La Recoleta y Santa Teresa, que exhibe finas piezas en su Museo de Arte Colonial.

Si de gastronomía se trata, en las picanterías se brindan platos como el rocoto relleno (ají relleno con guiso de carne), el adobo (carne marinada, un clásico desayuno de domingo) y el chupe de camarones (sopa con choclo, queso y más).

El valle del Colca es el principal atractivo natural. Se trata de una formación geológica creada por el río Colca, y la profundidad máxima del cañón del mismo nombre ha sido calculada en 4.160 metros. Se necesitan por lo menos tres días para disfrutar la estadía en alguno de los hoteles cinco estrellas y para ver cómo el cóndor levanta vuelo sobre el valle.

Loreto

Los cruceros por el río Amazonas, que cruza por el departamento de Loreto, son una invitación a contemplar la naturaleza. Una de las paradas obligatorias es en el nacimiento de este río y luego, siguiendo la ruta fluvial, los cruceros llegan hasta una serie de albergues privados o lodges, construidos para formar parte de su entorno. Otro atractivo de estas rutas es el paseo por un puente sobre las copas de los árboles, de 600 metros de largo (el segundo más grande del mundo) y a 40 metros de altura, que permite disfrutar la belleza de la fauna amazónica.

A 183 kilómetros al suroeste de la ciudad selvática de Iquitos está la reserva protegida más extensa de la Amazonía peruana: la Reserva de Pacaya–Samiria, que tiene una extensión de 2'080.000 hectáreas. Un lugar para encontrarse con la diversidad inexplorada de la selva.

Lima

Conocer la vibrante escena nocturna visitando bares y restaurantes es uno de los planes que ofrece la capital peruana. La oferta incluye licores originales y de calidad, como el clásico pisco sour, chicha de jora o cocteles como el chilcano, capitán o algarrobina. Uno de los bares recomendados es la Bodega Queirolo, caracterizada por un ambiente tradicional con mesas de madera y mucha historia por conocer. Otra opción es Ayahuasca Bar, en una casona barranquina del siglo XIX, que ofrece pisco sour y machacados de frutas exóticas.

Además de tomar un trago, la capital es ideal para probar los platos tan famosos en todo el mundo y, si queda tiempo, despegar en parapente del Parque Raimondi para volar sobre el Pacífico y apreciar una zona de Lima.

Cuzco
Cuzco

Cuzco.

La antigua capital del Imperio Inca es hoy una ciudad con historia, cuyo centro histórico debe conocerse a pie. Allí se alzan edificios coloniales con construcciones modernas, levantados sobre cimientos de muros incas. Imperdibles la Catedral de Cuzco, la iglesia de San Blas, el Museo de Historia Regional y los monumentos indígenas de Qenko, Pisac, Ollantaytambo, Chinchero y Pachacutec. La Plaza de Armas, rodeada de iglesias, mercados y restaurantes, está a pocos pasos de la catedral, joya de la época colonial. En cada esquina hay infusiones de coca y una bebida caliente a base de quinua mezclada con manzana y hierbas aromáticas.

Y para finalizar, el Valle Sagrado de los Incas, que representa el mestizaje de la cultura a través de la arquitectura, las artesanías y sus tradiciones.

REDACCIÓN VIAJAR - @ViajarET