Vida

Con trabajo en equipo, afrontamos estos retos en tiempos de cambio

Con trabajo en equipo, afrontamos estos retos en tiempos de cambio

En el Ministerio de Educación, hoy más que nunca estamos enfocados en brindar oportunidades educativas en todo el país. Enfrentamos una situación de pandemia que nos ha demandado enormes esfuerzos, en los que le damos prioridad a la salud de toda la comunidad mientras continuamos el proceso educativo.

Estos retos nos impusieron una agenda de innovación y transformación que se suma a los ejes del Plan Nacional de Desarrollo del presidente Iván Duque, con el compromiso de hacer equipo por la Educación para contribuir a una sociedad más equitativa, legal y emprendedora.

(Lea también: Edad de docentes y transporte, barreras para la alternancia)

Como balance de este proceso orientado a cerrar brechas, impulsar el desarrollo integral y el bienestar de los estudiantes, desde el Ministerio escuchamos y trabajamos articuladamente con docentes, directivos docentes, instituciones educativas, Secretarías de Educación, expertos nacionales e internacionales, organizaciones sociales y familias, lo que nos ha permitido avanzar en las transformaciones del sector.

Para asumir los desafíos, con el liderazgo del presidente Duque, el sector Educación pasó de tener un presupuesto de $38,5 billones en 2018 a $44,1 billones en 2020. Con estos recursos diseñamos estrategias que van desde la formación de docentes, el mejoramiento de los espacios de aprendizaje, la adopción de tecnologías y el intercambio de experiencias pedagógicas, para fomentar trayectorias educativas en zonas urbanas y rurales.

Hoy 1,5 millones de niños menores de 5 años cuentan con educación inicial de calidad, en el marco de la atención integral. De esta cifra, el Ministerio atiende a más de 100 mil y la meta del cuatrienio es alcanzar 500 mil beneficiados.

(Lea también: Tutela contra la Fiscalía por 'estigmatizar' a la Universidad Nacional)

Además, pusimos en marcha la Unidad Administrativa de Alimentación Escolar para fortalecer su esquema de financiación, ampliar la cobertura, promover la transparencia y asegurar la calidad. Asimismo, duplicamos los recursos, lo que beneficia a más de 5.600.000 estudiantes, y permitió que durante la pandemia el PAE llegara a los hogares. En materia de bienestar estudiantil, se reconoció la diversidad regional, a través de una normatividad que permite la contratación de diferentes modalidades de transporte escolar en la ruralidad.

Para tener mejores espacios de aprendizaje y avanzar en la implementación de la Jornada Única, a la que hoy acceden 1,1 millón de niños -el 16 % de la matrícula de Preescolar, Básica y Media-, ejecutamos 541 proyectos que representan 12.690 aulas básicas nuevas y mejoradas. Se han entregado 163 infraestructuras, 123 de ellas durante el actual Gobierno, a la vez que adelantamos acciones jurídicas para avanzar en las obras que presentaban retrasos. A la fecha se reasignaron y reactivaron 227 contratos de obra. Adicionalmente priorizamos 557 sedes rurales, que beneficiarán a más de 130 mil estudiantes.

Estos resultados no serían posibles sin el liderazgo de nuestros docentes. Estamos comprometidos con su bienestar, honramos los acuerdos, les brindamos mayores oportunidades de formación posgradual, continuada y situada; además, iniciamos la Escuela de Liderazgo y el programa Contacto Maestro.

(Lea también: Graves denuncias de acoso sexual contra profesores de la U. Nacional)

Adicionalmente, generamos condiciones para que los jóvenes tengan más oportunidades mediante la doble titulación en la Educación Media. A diciembre de 2019, 142 mil estudiantes obtuvieron su título. En 2020 se espera llegar a un acumulado de más de 300 mil y en 2022 serán 650 mil estudiantes.

Ratificando el compromiso de fortalecer la Educación Superior pública, honramos los acuerdos para este cuatrienio con más de $4,5 billones adicionales. Hoy Generación E es fundamental: este año llegará a más de 168 mil jóvenes, en el 97 % de los municipios, gracias a la alianza con el Departamento de Prosperidad Social, con una inversión de más de $2.4 billones; a ello se suma la inversión para que los jóvenes del programa Pilo Paga pudieran adelantar sus programas, alcanzando más de $4.4 billones para el acceso y la permanencia en la Educación Superior.

Hemos destinado $935.700 millones para matrículas y apoyos de sostenimiento, incluidos los recursos de Generación E, los del Fondo Solidario por la Educación y los aportes realizados por los gobernadores y alcaldes, que permitirán cubrir en promedio en el segundo semestre de 2020 cerca del 71 % del valor de la matrícula de los estudiantes más vulnerables de las Instituciones de Educación Superior públicas. En algunos casos este porcentaje será del 100 %.

(Lea también: Hay 40 millones de niños sin educación temprana por coronavirus)

Así mismo, para incentivar la alta calidad desde la diversidad institucional, actualizamos el Modelo de Acreditación en Alta Calidad y mejoramos el trámite de convalidación.

En estos dos años los desafíos han sido permanentes y los avances alcanzados nos alientan a seguir adelante en el propósito común: generar condiciones para que niñas, niños, jóvenes y sus familias tengan más y mejores oportunidades educativas, reconociendo esta etapa como un momento que, con innovación, creatividad, solidaridad y resiliencia, que nos permitirá avanzar en la transformación y consolidación del sector Educativo.

MARÍA VICTORIA ANGULO*
Ministra de Educación